Inicio Estilo de vida 10 ‘defectos’ que indican que naciste para ser un emprendedor

10 ‘defectos’ que indican que naciste para ser un emprendedor

Compartir
Emprendedores tienen 'defectos' comunes que los hace únicos. (Foto: Shutterstock)

Comportamientos y actitudes comunes en emprendedores son considerados para muchos, defectos. Más allá de lo que piensen los demás, gracias a estas características, muchas personas logran el éxito tras haber iniciado su propio negocio.

Se trata de cualidades casi innatas que indican que naciste para ser un emprendedor. El orador motivacional Grant Cardone señala; a través de la revista online Entrepreneur, que estudió a emprendedores durante 25 años y notó como resultado que ellos logran el éxito gracias a estos defectos que más bien son cualidades.

Pero, ¿cuáles son las cualidades o ‘defectos’ a los que se refiere? A continuación, te brindaremos la lista con la que podrás determinar si estás hecho para ser un emprendedor.

  1. Odias el estatus Quo. No eres de las personas que se deja llevar por la corriente.
  1. Eres de los que se aburre fácilmente. Casi no te gustan las actividades que no ponen a prueba tus habilidades.
  1. Has sido despedido de varios trabajos. Como quieres siempre crear algo inspirador, te es difícil estar en un empleo fijo.
  1. Los demás te consideran un rebelde. Estás consciente de que la grandeza se encuentra fuera de los límites de la comodidad.
  1. No estás conforme con las reglas. Te resistes a la autoridad que hay en tu comunidad o en tu trabajo.
  1. Quieres mejorarlo todo. Constantemente compartes tu visión e ideas para cambiar al mundo.
  1. Te “bullearon” en tu juventud. Esto sería la causa por la que busques demostrarle al mundo lo que vales.
  1. Eres obsesivo. Los grandes emprendedores se involucran por completo en su visión.
  1. Temor a la soledad. El emprendedor dentro de ti tiene miedo de actuar en solitario, pero también teme no hacerlo.

10. Te sientes fuera de lugar. Estás seguro que dentro de ti hay un emprendedor en potencia.

Si tienes más de una de estas cualidades, entonces ten por seguro que tienes espíritu emprendedor. Ese espíritu que está ansioso de crear, innovar, iniciar un proyecto, sacarlo adelante para así sentirse satisfecho con lo que se está logrando; es decir, ir hacia el camino del éxito.