Inicio Mejora tus finanzas 10 gastos que sin darte cuenta acaban con tu quincena

10 gastos que sin darte cuenta acaban con tu quincena

Compartir
La causa por la que terminas con tus bolsillos vacíos es por esos gastos que parecieran que no tienen importancia. (Foto: Shutterstock)

Seguramente te has preguntado una y otra vez, por qué el dinero que recibes a fin de mes no llega ni siquiera a cubrir tu quincena y tampoco puedes lograr ahorrar. Pues bien, si este es tu caso, llegaste al artículo correcto. Aquí te diremos qué gastos, aparentemente inofensivos, consumen tu dinero poco a poco.

A continuación te decimos de manera concreta cuáles son los 10 gastos que por lo general son los causantes de que tu quincena se acabe rápidamente. ¡Atento!

LEE MÁS¿Llegas con las justas a la quincena? Claves para no gastar mucho

  1. Comprar bienes con pagos fijos puede representar un gasto que, mal planeado, consumirá tu quincena. Por eso, debes analizar qué tan necesaria es tu compra, así como tu capacidad de endeudamiento en función de la cantidad y periodos de ingresos.
  1. Tomar taxi o recurrir a apps para solicitar este tipo de servicio cuando se te hace tarde o simplemente tienes flojera. Ponte a pensar un momento y respóndete a ti mismo cuántas veces lo haces sin tener ese gasto considerado.
  1. No controlar tus antojos. Así sean gastos pequeños debes monitorear la frecuencia con que lo haces.
  1. Dejarte llevar por los amigos para acudir a un café, salir a algún lugar a divertirse o pasar tus fines de semana bebiendo alcohol, son situaciones que implican también un gasto considerable de tu presupuesto.
  1. Realizar recargas a tu celular porque ya se te acabó lo que te ofrece tu plan de telefonía también es un gasto. Si ésta es tu situación, lo mejor es que administres bien el paquete que contiene tu plan.
  1. Estar entregando, frecuentemente, dinero a las personas que lo piden en la calle tiene un impacto en tus finanzas. Suma cuántas son y date cuenta tú mismo. Además si en verdad quieres ayudarlos busca otra manera de hacerlo.
  1. Comer todos los días fuera de casa también implica un gasto considerable. Lo mejor es que te des un tiempo los fines de semana para que compres los insumos necesarios para que prepares tu comida y puedas llevarla a tu trabajo.

LEE MÁS: ¡Ahorra dinero en tus compras para el hogar!

  1. Llegó el invierno y más que seguro acudes a la cafetería para tomarte una bebida caliente para enfrentar las bajas temperaturas.
  1. El agua es necesaria para mantenernos hidratados; sin embargo, hay quienes compran diario una botella de agua, camino al trabajo cuando podrían llenar un recipiente desde casa y transportarlo.
  1. Que te estés olvidando constantemente de las fechas de pago de tus servicios o créditos te genera cargos e intereses. Por ende, afectas no solo tus ingresos, sino también tu bienestar financiero.