Inicio Estilo de vida 3 claves para independizarse y dejar la casa de los padres

3 claves para independizarse y dejar la casa de los padres

Compartir
Además de emprender, muchas personas tienen como meta independizarse . (Foto: Shutterstock)

Una de las características de la generación millennial es que entre sus prioridades no está el  dejar de vivir con sus padres. Especialistas aseguran que los millennials han dejado de pensar en invertir en un departamento o tener un coche, ahora les interesa más viajar y tener experiencias, que gastar su dinero en lo que para otras generaciones representaba su patrimonio.

Sin embrago, no todos están dentro de este grupo, algunos buscan independizarse tras emprender sus negocios, porque sienten que ya es tiempo de dar ese cambio de vida que implica libertad y la toma de responsabilidades. Y es que, sea cual sea la razón por la que te independices y dejes la casa de tus padres, hacerlo es es en sí una decisión difícil de tomar.

LEE MÁS: ¿Quieres ahorrar dinero? Conviértete en un consumidor inteligente

Es crucial usar el momento adecuado para poner en marcha tu decisión.  Tu tarea inicial será empezar a organizar todo para que tu nueva vida sea lo más cercana a la que te  imaginaste. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros te recomienda cuatro puntos clave para que no tengas una mala experiencia por falta de planeación que a continuación te decimos.

  1. Organízate y planifica. Cuando estabas en tu casa te solucionaban todo y cuando vivas solo, tendrás que hacerlo tú mismo, así que mejor ponte un plazo antes de salir de casa; lo ideal son tres años para que puedas ahorrar lo más que puedas. Ojo, tienes que ser consiente que ahora te tocará asumir los gastos a ti solo.
  1. Haz un balance. El presupuesto es la base de unas finanzas sanas y cuando vivas solo descubrirás por qué es importante anotar todos tus ingresos y gastos, incluyendo el pago de deudas, en caso de tenerlas. Ah, y no olvides las salidas con los amigos.

Siempre haz lo posible porque tus gastos sean menores a tus ingresos. Lo ideal es que haya una balance y para ello no es necesario que dejes de divertirte, sino sólo optimizar tus recursos.

  1. Ten una buena reputación financiera. Ser sujeto de crédito es importante, por eso debes conservar un buen historial crediticio. Si aún no lo tienes puedes comenzar con una tarjeta de crédito, pero no para comprar cosas con ella, sino para realizar solamente pagos fijos como la luz o internet.

Una vez que llegue el día de pago de tu tarjeta, o mucho mejor si es antes de la fecha de vencimiento, cancela el total de tu deuda. Será poco probable que te atrases, puesto que los pagos de servicios son gastos fijos, por lo que cada mes tendrás que separar este dinero para cubrirlos. De ese modo, el banco comenzará a registrar un buen comportamiento financiero y más adelante podrás aspirar a solicitar un crédito hipotecario.

LEE MÁS: ¿Por qué es tan importante preahorrar?

Por último, recuerda que no debes mezclar los ingresos de tu emprendimiento con el de tus finanzas personales. Si bien, como emprendedor tendrás ingresos constantemente, tu independencia no debe ser la causa por la que gastes las ganancias de tu negocio en el amoblado de un departamento, por ejemplo.

A continuación te dejamos una parodia de lo que serían las expectativas  en independizarse versus la realidad. ¡Diviértete!