Inicio Gestión y Liderazgo 3 consejos para que puedas escoger tu nombre profesional para realizar Freelance

3 consejos para que puedas escoger tu nombre profesional para realizar Freelance

Compartir
freelance empleo

Si te has decidido comenzar a trabajar como Freelance este es un momento clave de tu carrera, ya que es tiempo de tomar una decisión importante ¿Qué nombre vas a utilizar para promocionarte?

Antes de comenzar a hacer conjuntos de palabras con tu nombre, debes comenzar a analizar el mercado en el que te vas a desenvolver profesionalmente. Un consejo que te brindamos es que puedes comenzar por los mercados locales y pequeños, pero eso no quiere decir a que te limites siempre en ellos.

Escoge tu nombre de freelance

Esta es un decisión muy importante ya que el nombre que escojas se volverá tu marca y con el tiempo será reconocida en el mercado.

En este caso tienes 3 opciones:

Nombre Profesional:

Son nombres formales y proyectan la imagen de una empresa bien establecida y seria.

Comenzar a trabajar con este tipo de nombres es lo más recomendable si tu objetivo es en algunos años conformar una agencia de publicidad. Recuerda que las marcas se van formando y haciendo más fuertes con el tiempo, ¿Porqué no comenzar con la tuya desde ahora?

Nombre Creativo:

Son nombres como: “el bigotes creativos”, “Moncho Design”, etc.

En lo personal creo que es una mala idea comenzar a trabajar con nombres de este tipo a menos que tus clientes tengan este tipo de perfil.

Por lo regular los empresarios prefieren contratar a un diseñador que les inspire confianza con una imagen muy profesional, aparte de que este tipo de nombres pasan de moda muy rápido.

Una buena referencia cuando estés escogiendo tu nombre es pensar si seguirás utilizándolo cuando seas un diseñador de 50 años y quieras conseguir proyectos con empresas más importantes.

Nombre personal:

Éste es el que tus padres te dieron o un seudónimo (revisar nombre “creativo”).

Tomando en cuenta lo complicado que es diseñar tu propia marca y que probablemente al principio no sabrás hacia que mercado dirigirte, esta es una opción muy recomendable.

Te da la ventaja de poder comenzar inmediatamente a trabajar como freelance y muchas veces cuando los diseñadores gráficos freelance deciden formar su agencia retiran el nombre propio y trabajan solamente con su apellido, de esta manera siguen construyendo sobre una marca en la que han trabajado por algún tiempo y sus clientes actuales no se confunden con el cambio.