Inicio Emprender con exito 3 tips para emprender desde casa

3 tips para emprender desde casa

Compartir
emprender en casa

Una buena alternativa para iniciar tu camino empresarial es emprender desde casa para reducir gastos. Pero, por cómodo que pueda parecer este tipo de trabajo, también tiene sus propias reglas para no reducir tu desempeño.

Comenzar a trabajar en tu propio hogar no significa que debas descartar las reglas del trabajo tradicional, sino que debes ser capaz de adaptarlas a tu nuevo trabajo y volverte mucho más exigente contigo mismo.

Si bien los consejos para emprender desde casa pueden ser muchos, finalmente se resumen a dos muy importantes: constancia y emprendimiento. Toma en cuenta que prácticamente todos estamos acostumbrados a desempeñarnos laboralmente en un espacio que directamente relacionamos al trabajo, por lo que trabajar desde casa puede resultar complicado debido a las distracciones constantes que podrías enfrentar.

Para evitar este tipo de problemas, hay tres recomendaciones claves que no debes pasar por alto:

1) Crea hábitos en la mañana

Puede parecer una contradicción, porque independizarte significa tener la posibilidad de tener tus propios horarios, pero esto no significa que puedas dormite en tus laureles. Cuando tú eres tu propio jefe, es el momento de ser mucho más exigente: ya no tienes que llegar a tiempo a la oficina, pero sí deberías crear un horario de trabajo que se adapte a tu negocio.

Aprovechar las mañanas es una excelente alternativa. Ahora que ya no tienes que enfrentarte al terrible tráfico de la ciudad puedes tomar tu tiempo para tomar un buen desayuno y cargar energías, o realizar una rutina de ejercicios que te permita relajarte y mejorar tu estado de ánimo.

Monta tu oficina en casa siguiendo estos valiosos consejos.

 

2) Planea en base a objetivos y sueños

Soñar es el alimento de todo emprendedor, pero debes usarlo como impulso y no como simple excusa para el trabajo desde casa, el éxito está en que tan organizado puedas ser. Se constante y trázate metas realizables pero que no te limiten. Puede ponerte objetivos cada semana, dedicarás tiempo a proyectos específicos, pero gozarás de la facilidad de hacer algo que realmente deseas así que no pierdas la motivación.

Es importante para ello llevar una agenda, donde puedas anotar exactamente los puntos u objetivos que quieres lograr, ponerte “dead lines” para saber exactamente cuándo debes culminar un proyecto.

3) Ten tu espacio

Si bien muchos trabajan en todos lados, desde la sala e incluso la cocina, considera crear un espacio dentro de tu casa para tu pequeña oficina, recuerda que las distracciones pueden ser el peor enemigo de tu productividad, por lo que tener un espacio adecuado y propio te ayudará a cumplir las metas trazadas.