4 aspectos malos de la “moda del emprendimiento”

4 aspectos malos de la “moda del emprendimiento”

Compartir

En un artículo anterior comentabamos sobre las 5 ventajas que nos ha dejado la “moda del emprendimiento”, pero esta vez nos toca darle la vuelta a la historia y analizar los 4 aspectos desfavorables que esta situación ha creado.

Toda historia puede tener más de una versión. Mientras para algunos el convertirse en emprendedor ha funcionado de maravillas, la moda del emprendimiento puede también convertirse en una situación cargada de problemas y descontentos.

Estos son los 5 aspectos malos que esta moda ha dejado en nuestra sociedad:

1. Camino a la ruina

Desde que se comenzaron a gestar los primeros emprendimientos exitosos se ha creado un aura de optimismo alrededor de esta opción, haciendo creer que todos pueden emprender incluso si no se han preparado para ello. Esta idea ha conducido a muchos a perder todo por invertirlo en un emprendimiento para el que no estaban preparados, quedando incluso peor que como estan al inicio.

2. Darwinismo social

Una de las ideas bases de los emprendimientos es mantener la capacidad de sobrepronerse a todo lo que se cruce en el camino, con un ideal de “el que quiere, puede”. Pero la verdad es que esto termina en la construcción de un estado de arrogancia que hace creer a los emprendedor que, aquellos que fracasaron fue porque no trabajaron duro”.

3. Desprestigio de los empleados

Mientras que el empresario emprendedor comienza a cobrar una imagen positiva cargada de mensaje esperanzador, los empleados comienzan a ser vistos como funcionarios sin valor que no son capaces de tomar iniciativa ni son suficientemente valientes como para aventurarse solos en el mundo comercial. Una imagen claramente injusta e innecesaria.

4. El discurso comienza a cansar

Todos sabemos que impulsar el emprendimiento es un aspecto importante en nuestra sociedad, pero cuando un discurso viene siendo tan repetido, termina desgastándose y volviéndose aburrido. Se corre el riesgo de que el emprendimiento termine convirtiéndose en una tarea aburrida y repetitiva, rompiendo así el cántaro de la felicidad empresarial.

Comentarios