Inicio Estilo de vida 4 claves para trabajar cómodo en tu oficina

4 claves para trabajar cómodo en tu oficina

Compartir
Trabajar incómodo afecta la productividad. (Foto: Shutterstock)

Trabajar cómodamente en un escritorio es para muchos una situación difícil de cumplir. El pasar más de 8 horas al día sentado, frente a un computador, puede generar incomodidad e incluso afectar tu salud.

Este aspecto es importante, ya que si no te sientes cómodo trabajando en el lugar que te encuentres, tu productividad se verá afectada. Como emprendedor es necesario que atiendas este aspecto, porque de nada te vale que trabajes mucho por tu negocio, si es que las cosas no salen como lo esperabas por tan solo no estar en un lugar idóneo para que realices tus tareas.

LEE MÁS: 2 estrategias para mejorar tu productividad como emprendedor

Por eso, compartimos contigo cuatro claves para que estés a gusto en tu oficina, trabajando por tus sueños.

  1. Siéntate de forma correcta en la silla. Antes que nada, escoge una buena silla que se ajustada a tu estatura Al sentarte, trata de mantener tu columna recta. Si no lo haces, es posible que dentro de poco tiempo tengas dolores en la espalda y adquieras una mala postura.
  1. Tu monitor debe estar ubicado correctamente. Esto es importante para evitar lesiones en el cuello y mantener una buena postura. Lo recomendable es que la pantalla esté a la altura de tus ojos y si no lo está, lo puedes solucionar. Por ejemplo, si tu monitor no está a la altura de tus ojos, puedes colocar libros para levantarlo.
  1. Percátate de la luz. Es importante que tengas en cuenta este aspecto, ya que tu trabajo puede verse seriamente afectado si no cuentas con luz suficiente en tu espacio de trabajo. Además de ello, tu salud visual también se perjudicaría.
  1. Trata de tomar descansos. Así tengas mucho trabajo por hacer durante el día, debes descansar por lo menos 5 minutos cada cuatro horas. Si sigues esta recomendación tu cuerpo liberará la tensión y tus ojos no terminarán cansados.

LEE MÁS: Productividad laboral: ¿Por qué la ciencia recomienda tomar una siesta en el trabajo?