Inicio eCommerce 4 errores que debes evitar en tu tienda online

4 errores que debes evitar en tu tienda online

Compartir

Ya sea que estás iniciando un negocio virtual o quieres aumentar las ventas de tu local, cuidado con estos errores que debes evitar en tu tienda online.

Internet representa una gran ventana para incrementar las ventas de tu negocio, pero se trata de un canal muy especial que debes conocer bien antes de aventurarte en él. Si bien muchas empresas, grandes y pequeñas, deciden iniciarse en el comercio electrónico, no todas logran hacer realidad sus objetivos. ¿Por qué?

Te puede interesar: 6 beneficios del e-commerce para tu pyme

El comercio electrónico es mucho más complejo de lo que crees. No se trata de hacer fotos de tus productos y colocarlos en una web. Si realmente deseas atraer, cautivar y fidelizar a los clientes, tienes que ir más allá y detenerte a pensar en cómo este nuevo canal puede influenciar en cada compra.

Si bien son muchas las cosas que pueden salir mal cuando de comercio electrónico se trata, hay 4 errores que debes evitar en tu tienda online si no deseas cerrarla antes de tiempo:

1. No conocer a tu cliente

El primer gran error que podrías cometer en tu tienda online es no conocer a detalle qué están buscando tus clientes. Debes recopilar información exacta de todo el recorrido que el cliente realiza antes de la compra para poder medir la contribución de cada canal en la decisión final de la compra. Por ejemplo, toma en cuenta que hoy en día na persona ve un producto que le gusta en un escaparate, luego lo busca por Internet, se lo prueba en una tienda y, si hay mucha cola para pagar, quizá lo acabe comprando en la web de ese mismo negocio.

2. No segmentar (o hacerlo mal)

Estudia bien tu mercado para mejorar las tasasa de conversión de tu tienda online. Recuerda que en Internet las cosas no se venden solas y que mientras en un negocio retail el porcentaje de compra es del 22% al 55% de visitantes, en el comercio online esta cifra suele alcanzar apenas el 2%. Establece cifras claras que te permitan conocer cuántos de los usuarios que ingresan a tu web se convierten en verdaderos compradores, para determinar si estas apuntando al mercado adecuado.

Te puede interesar: 4 puntos a considerar antes de ingresar al e-commerce

3. Invertir poco en márketing

Hay una idea que confunde a los emprendedores: montar una tienda online es barato, sí, pero hacerla conocida no tanto. Si bien es cierto que el desarrollo de una tienda online puede tener costos bajos, la realidad es que es necesario invertir en marketing para que la web se haga conocida entre los usuarios. Prueba diferentes formatos, revisa bien tu segmentación y establece márgenes eficientes de inversión para poder captar y fidelizar clientes.

4. Experiencia ‘end-to-end’

Cuando ya lograste que los usuarios ingresen a tu página es momento de direccionarlos hacia la compra. Aquí es donde comienza a tallar importancia el diseño y la usabilidad de la página: mantén una web intuitiva de fácil acceso para el usuario, presta atención a la calidad de las imágenes, describe al detalle los productos, etc. Recuerda que cada segundo que la página demore en cargarse o que el usuario no encuentre lo que está buscando, aumenta la posibilidades de que salga sin comprar nada.

Por último, no olvides que, al igual que las ventas cara a cara, en el ecommerce la venta no se acaba con la entrega del producto. Asegúrate que el producto llegó en buen estado, que la entrega se haga en los horarios coordinados con el cliente, etc. Del grado de satisfacción final del cliente dependerá en un 80% que éste repita y que te recomienden.

Te puede interesar: 5 mitos sobre el e-commerce