Inicio Gestión y Liderazgo 4 pasos para comprar una franquicia

4 pasos para comprar una franquicia

Compartir

Iniciarte en el mundo de las franquicias no es un proceso difícil. Anímate a invertir en un modelo de negocio rentable y muy exitoso siguiendo estos cuatro pasos.

1. Información ante todo

¿Qué tanto conoces sobre el mundo de las franquicias? ¿Ya sabes cómo operan? ¿Sabes qué documentos necesitarás y cuáles deberás recibir? Si tienes alguna duda, este es el momento de aclararlas, antes de cerrar cualquier trato. Revisa en páginas web especializadas, conversa con otros franquiciados, informate sobre todo lo necesario incluso antes de ponerte a pensar en qué franquicia adquirirás.

2. Un presupuesto bien definido

Ya con la información completa, es momento de esclarecer el panorama financiero. Antes de tomar una decisión apresurada y emocionarte por una franquicia que quizás aún no está al alcance de tus manos, es importante definir un presupuesto. Analiza tus finanzar personales para ver de cuánto de tus ahorros puedes disponer, acércate a entidades financieras para consultar sobre tu nivel crediticio y revisa hasta qué monto de conviene acceder a un crédito o financiamiento.

3. Elige el negocio

Este es el momento clave. Es necesario que consideres dos factores muy importantes al momento de elegir tu negocio: qué te gusta y qué sector está en crecimiento. Es un trabajo al que le vas a dedicar tu día a día, así que asegúrate de que sea algo que estés dispuesto a realizar todos los días. Identifica los sectores en crecimiento y ubica dentro de ellos el modelo de negocio que te resulte más atractivo. Si sientes temor o desconfianza con respecto a tu conocimiento sobre el negocio, no te preocupes, para eso están los franquiciantes, ya que ellos serán los encargados de capacitarte.

4. ¡Manos a la obra!

Con la información completa, el dinero en mano, y elegido el negocio, solo nos queda firmar el contrato. A partir de ahí tendrás que ocuparte de la búsqueda de local y empleados, y nunca dejar de capacitarte con tu franquiciante. Cada etapa requiere una gran atención, y no debes descuidar ninguna de ellas: antes de firmar el contrato revísalo con detenimiento, busca atentamente la ubicación adecuada para tu local, realiza estudios de mercados, elige al mejor personal, etc.