Inicio Gestión y Liderazgo 5 beneficios de viajar con tus colaboradores

5 beneficios de viajar con tus colaboradores

Compartir

Algunas empresas desconocen los beneficios de incentivar a sus empleados a través de un viaje. Otras, piensan que es una pérdida de tiempo. Pero la verdad es que es una inversión, pues realizar un viaje con tus colaboradores invirtiendo recursos económicos brinda un retorno directo en compromiso, productividad y felicidad laboral.

Además, los viajes contribuyen a fortalecer el sentimiento de equipo que hace falta en las empresas hoy en día, una ausencia generada por la vida acelerada, la tecnología y las altas cargas de trabajo. Los viajes también estrechan los vínculos y mejoran la imagen que los trabajadores tienen de la compañía.

Sin embargo, los beneficios exactos dependen del tipo de viaje que hagan, como por ejemplo:

Viajes deportivos: En un viaje en donde predominen las actividades deportivas ya programadas, se generan vínculos de equipo y lazos entre tú y tus colaboradores. Se trata de estimular el espíritu de compañerismo.

Viajes de aventura: Cuando se visitan lugares paisajísticos propicios para las caminatas largas o picnics. Se busca liberar la tensión de los colaboradores y ayudarlos a desconectarse del estrés.

Viajes de actividades en grupo: Se estimula el trabajo en conjunto a través de actividades en grupo, como por ejemplo ir a entregar donaciones por Navidad a un orfanato.

Viajes culturales: Visitas a museos, centros históricos, bibliotecas, galerías de arte o lugares turísticos históricos. Se motiva la creatividad y el buen juicio de los colaboradores.

Viajes de lujo: Si el presupuesto lo permite, se trata de viajes en hospedajes lujosos, que incluyen tratamientos, spa, etc. Lo que se busca aquí es netamente recompensar a los empleados por el buen trabajo realizado. No obstante, una idea similar se puede llevar a cabo sin mucha ostentación.

Así, los beneficios y ventajas de viajar con tus trabajadores dependerán del tipo de actividades o lugares que visiten. Recuerda que esta travesía es una inversión, no un gasto, y que puede durar un día o todo un fin de semana, dependiendo de la disponibilidad de los trabajadores, del presupuesto de la empresa o de lo que programes específicamente.