Inicio Gestión y Liderazgo 5 claves para administrar mejor tu tiempo

5 claves para administrar mejor tu tiempo

Compartir

Pasan los días y sentimos que el tiempo vuela en contra nuestra. Evita quedarte con esta sensación y pon en práctica estos consejos que te permitirán administrar mejor tu tiempo.

El mundo actual y las exigencias diarias nos empujan a buscar maneras de gestionar mejor nuestro tiempo o quedar atrapados en el eterno “mañana lo termino”. Es por eso que un buen manejo del tiempo es una de esas cualidades que hoy todos deseamos poseer pero que, a veces, parecen tan complicadas de obtener.

Te puede interesar: Deja de perder tu tiempo en pequeñas tareas

Lo primero que debes tener claro es que no se trata de “hacer más en menos tiempo”, sino de tener la capacidad de balancear entre los recursos que tenemos y las habilidades que podemos realizar con éxito.

¿Y cómo dar con ese ansiado balance? Puedes empezar poniendo en práctica estos consejos que te ayudarán a administrar mejor tu tiempo:

1. Define tus áreas de acción

Determina cuáles son las actividades más importantes de tu día y la energía o tiempo que cada una de estas tareas consume. Puede ser que descubrar que le estás dedicando demasiado tiempo a una tarea que no lo requiere, o que no están poniéndole tanta energía a un actividad primordial.

2. Determina prioridades

Elabora una lista de las actividades pendientes y ordénalas en base a su prioridad, tomando en cuenta si es que tienes plazos máximos para cumplirlas. Recuerda que no basta conocer los pendientes, sino saber cómo dividirlos en acciones más pequeñas, identificables y manejables. En lugar de tener una gran meta como único objetivo, conviene dividirla en varias tareas.

Te puede interesar: 5 claves para superar los contratiempos labores

3. Asigna tiempos

Establecido el nivel de prioridad de cada actividad es momento de determinar un espacio o tiempo específico para cada una. Recuerda que aquí deberás poner a prueba tanto tu disciplina como tu capacidad de flexibilidad: deberás ser lo suficientemente disciplinado como para llevar a cabo lo propuesto, a la vez que te mantienes flexible ante imprevistos que te obliguen a reasignar tiempos o espacios.

4. Proyecta semanalmente, pero actúa y mide diariamente

Todos los puntos anteriores están enfocados a la creación de un planeamiento semanal, pero al final de cada día deberás deternerte a evaluar lo conseguido durante la jornada y revisar lo que necesita ser nuevamente agendado. Recuerda que en tu calendario semanal debes separar siempre un tiempo para la familia, los amigos y el crecimiento personal.

5. Respeta todas las actividades

El hecho de que una actividad no esté marcada como prioridad no significa que puedas dejarla de lado, pues a la larga solo terminarás saturándote con más asuntos por resolver. Mantente atento a respetar los espacios que tú mismo has asignado para cada actividad y evita generar un desequilibrio a mediano o largo plazo por culpa de menospreciar ciertas actividades.

Te puede interesar: Aprovecha tu día al máximo con estos tips