Inicio Gestión y Liderazgo 5 consejos para administrar una empresa familiar

5 consejos para administrar una empresa familiar

Compartir
Businessmen Checking Boxes With Digital Tablet

El sueño de todo emprendedor es lograr que la empresa familiar que ha iniciado se convierta en el más importante legado que dejará a los suyos. ¿Pero cómo lograr que los problemas de familia no afecten a tu empresa?

¿Debes dejar a tus hijos a cargo? ¿El dinero de la empresa es el dinero de la familia? ¿Hay que tener a toda la familia trabajando en la empresa? Todas estas son preguntas que seguro han pasado por tu cabeza cuando piensas en el futuro de tu empresa y en cómo ella puede convertirse en el legado que dejarás a tu familia. Pero a veces la familia puede convertirse en un verdadero problema si no sabemos gestionar nuestra pyme de la manera adecuada.

Te puede interesar: Vida Laboral vs Vida Personal: No dejes que el trabajo te separe de la familia

Sigue estos 5 consejos que te ayudarán a sacar adelante con éxito a tu empresa familiar:

1. Familia y empresa separados

Los problemas de la familia no tienen porque afectar a la empresa, de la misma manera que cualquier conflicto laboral no deberá convertirse en un problema de familia. Dejen atrás las rivalidades y no lleven los temas de trabajo a la casa. La mejor manera de sacar adelante una empresa familiar es mantener una familia unida y con buenas relaciones.

2. Dile no a los privilegios

El hecho de que alguien sea parte de tu familia no significa que automaticamente tenga un cargo en la empresa, ni que estará exonerado de cumplir ciertas reglas. Toma en cuenta que cualquier trato preferencial causará desmotivación en tus demás trabajadores, quienes rápidamente se darán cuenta de que hay privilegios para ciertas personas de la empresa.

3. Busca a los especialistas

No te quedes solamente trabajando con tu familia, sino que debes salir a buscar a las personas más adecuadas para cada tarea. Y si tienes a la mano a personas con conocimientos claves, entonces invierte en ellas y en el desarrollo de su talento, verá como eso te juega a favor.

4. Ten un protocolo familiar

Un protocolo familiar es un instrumento que permitirá a tu empresa evitar conflictos a futuro, puesto que en él quedarán registrados todos los acuerdos y pactos a los que se llega en la empresa. Además, permitirá establecer la manera en que las diferentes partes se relacionan y cómo pueden evitar discusiones por diferencia de opiniones.

5. Planifica la sucesión

Este es quizás el tema más difícil de manejar y es quizás la causa de que muchas empresas familiares no logren llegar a una segunda generación. Para lograr que definir a tu sucesor no sea una tarea tan complicada debes empezar asumiento una postura de mentor desde el inicio de tu empresa. Así, durante el tiempo que estés trabajando podrás preparar a los posibles sucesores. Toma en cuenta que la decisión final te puede tomar mucho tiempo, así que debes estar preparado para asumir esta responsabilidad.