Inicio Gestión y Liderazgo 5 empleados que SÍ o SÍ necesitas en tu equipo de trabajo

5 empleados que SÍ o SÍ necesitas en tu equipo de trabajo

Compartir
Acompaña tu emprendimiento con personas que contribuyan a un buen clima laboral. (Foto: Shutterstock)

Para que tu emprendimiento sea exitoso, por más novedosa que sea tu idea de negocio, necesitas contar con un equipo de trabajo ideal que sea capaz de empujar, en la dirección correcta, tu proyecto empresarial. Tú y tus empleados deben enfocarse al cumplimiento de objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Y es que contratar al mejor personal para tu emprendimiento no solo implica que posean aptitudes requeridas para tu negocio, sino que también es crucial que tengan determinadas características personales, para que así haya un balance y buen clima laboral dentro de tu organización.

Por ejemplo, si vas a iniciar un restaurante, de nada te servirá tener al administrador más calificado si es que aquel trata mal a los empleados y no sabe trabajar en equipo. Esta situación sería un gran obstáculo para el desarrollo de tu negocio. Por eso, en este artículo te diremos qué características personales debe de tener tu equipo para que inicies con pie derecho tu emprendimiento.

LEE MÁS: 4 claves para formar el mejor equipo

  1. El iniciador

Es un apasionado con todo lo que hace. No necesita que le estén dando instrucciones constantes, ya que él mismo tomará iniciativa de presentar ideas nuevas e incluso proyectos de mejora. Su predisposición a tomar la iniciativa fijará una actitud de independencia que pronto seguirán los demás.

  1. El positivo

Pase lo que pase, siempre mantiene una actitud positiva. Por lo general este tipo de empleados aparecen en sus centros de trabajo con una amplia sonrisa, se pone a trabajar rápidamente y sobre todo, cuando las cosas van mal, no pierde la calma ni su optimismo.

Tan solo una dosis de positividad en tu equipo, contagia a los demás; es decir, se cultivará y mantendrá la actitud positiva en tu negocio. ¡Cuidado! De la misma forma lo haría la negatividad.

  1. El colaborador

Es quien tiene un fuerte sentido de trabajo en equipo, tanto así que prefiere adquirir tareas adicionales que ver a sus compañeros con trabajo acumulado. Este tipo de empleado consigue que los trabajadores se ayuden mutuamente cuando lo necesitan, aun cuando el hacerlo los obligue a salir de su ‘zona de confort’.

  1. El motivador

Él se nutre de los desafíos y disfruta la oportunidad de lograr un determinado objetivo, así sea individual o colectivo. Ojo, este tipo de empleados no es quien siempre logra las metas, pero sí es el que aporta más estímulo a tus colaboradores y en ocasiones, ¡hasta a ti mismo!

LEE MÁS: Crea un espacio de trabajo saludable

  1. La voz

Es quien siempre toma la palabra para dar a conocer su opinión o la de sus compañeros. A pesar de que no siempre tenga la razón ni diga opiniones positivas, son honestas.

Esta característica animará a los demás integrantes de tu equipo a expresarse con libertad. Es más, este tipo de empleados son los que propician un ambiente de colaboración y también discusión beneficioso para tu organización.