Inicio Gestión y Liderazgo 5 pasos para superar un mal ambiente laboral

5 pasos para superar un mal ambiente laboral

Compartir

¿El día aún no comienza pero ya sabes a lo que te enfrentarás? Si tu empresa está viviendo un mal ambiente laboral, es hora de poner en práctica estos 5 pasos para revertir esta situación tan dañina.

Los empleados más productivos son aquellos que pasan el día tranquilos, sin necesidad de lidiar con malas actitudes del resto de compañeros o jefes. Un mal ambiente laboral puede afectar de manera importante el desempeño de los trabajadores, reduciendo su productividad y llevándolos incluso a tomar la decisión de renunciar al trabajo.

Te puede interesar: 5 consejos para tener trabajadores más productivos

¿Cómo podrías solucionar una situación como esta? Prueba poniendo en práctica estos 5 pasos:

1. Trabaja con la comunicación asertiva

Muchos de los problemas laborales surgen a causa de la manera en que se dicen las cosas. Conversa con tu equipo y explícales cómo pueden exponer su punto de vista sin necesidad de atacar la opinión de otros. De esta manera todos podrán trabajar en un clima de respeto y consideración.

2. Sé mediador y resuelve los conflictos

Tu trabajo como líder incluye el tener la habilidad para solucionar aquellas situaciones que están fuera de lugar y armonizar las relaciones laborales. Conversa con las personas implicadas en los conflictos para llegar a la raíz del asunto.

3. No te centres en lo negativo

Si todo lo que sucede en la oficina es recibido con una actitud negativa, entonces no habrá manera de mejorar la situación. Motiva a tu equipo para que a partir de ahora los problemas sean recibidos con serenidad, aliviando el ambiente en general. Enséñale a tu equipo a enfocar su energía en el aprendizaje, no en las actitudes negativas.

4. Fomenta el trabajo en equipo

Una de las mejores estrategias para reducir el impacto de un mal ambiente laboral es fomentar el compañerismo, lo cual se puede lograr gracias al trabajo en equipo. Es probable que al inicio las personas se resistan, pero con tu ayuda aprenderán a confiar entre ellos y hacer la diferencia.

5. Ten una nueva perspectiva

Da el ejemplo: deja de quejarte de cada tarea poco agradable y comienza a ver las cosas desde una nueva perspectiva. Trata de enfocarte en los beneficios que obtendras de terminar dicha tarea o prueba acompañar el proceso de una actividad más agradable como escuchar un buen disco de música.