Inicio Como vender mas 5 pecados del marketing viral

5 pecados del marketing viral

Compartir
errores - marketing viral

En el intento por hacer contenidos virales, muchas marcas cometen errores que podrían ser considerados spam. Así que además qué debes hacer, es importante que conozcan cuales son los errores que debes evitar a toda costa al hacer una estrategia de marketing viral.

Ejemplos de marketing viral hay muchos, sin embargo, no siempre se tiene claro qué herramientas te pueden abrir el camino hacia la famosa viralidad. Así que si aún estás intentando hacer tu propio fenómeno viral en la red, te presentamos los 5 pecados que no debes cometer, pues más que virus, correrás el riesgo de convertir tu estrategia en un tumor, una plaga o simple y llanamente en spam.

No basta con subir un video a YouTube

Es cierto que el primer paso para una estrategia de viralización audiovisual es subir un video a Youtube, pero el pecado está en creer que basta con hacer esto para crear un mensaje viral. Es más: ni siquiera la mejor producción puede garantizar que tu vide llegará a miles de usuarios. Lo que necesitas realmente es una estrategia en la que tomes en cuenta lo sorpresivo de tu mensaje, los retos que tendrás que afrontar, etc.

El mailing masivo con recompensa por compartir

Hace muchos años se hicieron populares las “cadenas” de correos electrónicos, esos mensajes que aseguraban que si reenviabas el correo a tus contactos algo bueno te podría suceder. Pues la versión moderna son las promesas de mailing masivo que ofrecen una recompensa a los usuarios a cambio de compartir indiscriminadamente el contenido. Estos mensajes ya son considerados spam, y no generan un buen nivel de viralidad.

Aprende a guiar tu estrategia de Marketing de Contenidos en función de tu marca

Pensar que la viralidad es ATL

La publicidad masiva, o Above The Line, requiere de grandes inversiones en grandes medios tradicionales, no hace referencia necesariamente al nivel de llegada al público. Y es que la viralidad es una estrategia que se da dentro del Below The Line (BTL), donde es el usuario quien tiene el poder para hacer conocida una publicidad y ser quien decide qué comparte.

Para esto es clave explotar emociones, motivaciones y comportamientos comunes entre tu marca y tu audiencia, de tal manera que la recomendación es contarles historias que los identifique, crear algo tan sencillo y complejo como una canción o simplemente decodificar un sentimiento generalizado.

Creer que las campañas en Twitter funcionan igual

Muchas estrategias de marketing y posicionamiento están sustentadas en el diálogo, por lo que muchas campañas se estrellas contra una pared al enfrentarse a los temidos 140 caracteres de Twitter, ya que no logran conectar con su audiencia en tan poco espacio.

El dinamismo de Twitter hace que un contenido sea viral a través de un hashtag o, incluso, de un meme que sea así: natural, espontáneo y fácilmente escalable.

Crear contenidos precampañas

La verdad es que la viralidad la hacen las personas, no tú ni tu marca. No te adelantes y espera que la campaña llegue de manera orgánica a su climax, dale el espacio para desarrollarse y luego podrás pensar en la publicidad que la complementará. Así que olvídate de las campañas y concéntrate en los contenidos.