Inicio Gestión y Liderazgo 5 ventajas de la “moda del emprendimiento”

5 ventajas de la “moda del emprendimiento”

Compartir

Reconozcámoslo: emprender está de moda. Pero antes de salir a renegar, conoce las 5 ventajas que nos deja la moda del emprendimiento.

Las modas pueden ser buenas o malas depende cómo las veamos. Si hasta hace un tiempo atrás los emprendedores eran escasos, hoy en día se están convirtiendo en un amplio grupo de modelos a seguir.

Entonces, ¿cuáles son los resultados positivos de la moda del emprendimiento?

1. Pensar más allá de ser empleado

Este es quizás el principal beneficio de la moda del emprendimiento: las personas ahora ven más allá de ser un funcionario. No es que esté mal para quienes gustan de formar parte de una corporación, pero ahora el camino está abierto para aquellos que desean ir tras sus sueños y montar su propio negocio. Sobretodo porque ahora esta es una opción viable para todos, no solo para los hijos de grandes empresarios o profesionales altamente capacitados.

2. Mejor emprendedor que empresario

No todos los empresarios son malos, pero sí ha logrado crearse una imagen negativa alrededor de la figura del empresario como una persona enfocada en conseguir riquezas para sí mismo, sin interés por el bienestar de los trabajadores. Es por ello que la nueva imagen de los emprendedores está ayudando a cambiar esta idea y demostrando que un empresario no tiene por que ser visto de dicha manera.

3. Mejora emocional

Cuando la crisis ataca, la imagen de los emprendedores luchando contra todo logra hacernos setnir mejor a todos. Se trata de personas que deciden ir en contra de los pronósticos económicos y lograr levantarnos la moral a todos los que, viendo su ejemplo, sabemos que es posible superar las adversidades.

4. Intraemprendimiento

Hay dos maneras clásicas de emprender: dejar el trabajo fijo, comenzar a buscar clientes y trabajar como freelance; o establecer una empresa con oficina, gastos logísticos, empleados, etc. La segunda opción implica un nivel de inversión mucho más alto que no está al alcance de todos a pesar de ser lo que la mayoría desea conseguir. Es por ello que surge una nueva figura laboral: el intraemprendedor, aquellos empleados que sin dejar su trabajo fijo lleva a cabo pequeños emprendimientos e iniciativas dentro de la empresa en la que trabaja.

5. Auge en nuevos sectores

Antes la figura era clara: emprendían aquellos trabajadores que, ante la falta de trabajo, decidían montar un negocio propio que no requería de grandes habilidades profesionales, como comercios o servicios profesionales de perfil bajo; y por otro lado estaban aquellos profesionales altamente calificados que lanzaban su negocio en sectores muy especializados y relacionados al emprendimiento, como marketing o publicidad. En cambio, ahora se animan a emprender profesionales de todos los sectores: diseñadores, ingenieros, periodistas, científicos, etc.

Te puede interesar: 5 claves para emprender sin dejar tu trabajo