Inicio Gestión y Liderazgo 6 claves para que tu negocio tenga un buen inicio

6 claves para que tu negocio tenga un buen inicio

Compartir
emprendedor

Los primeros meses de un nuevo negocio pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Presta atención a los siguientes consejos para asegurar que tu negocio tenga un buen inicio.

Iniciarte en el mundo del emprendimiento requiere de mucho esfuerzo y dedicación, particularmente durante los meses iniciales en los que necesitarás ajustar tu vida a esta nueva realidad. Mientras vas trazando el camino futuro para tu empresa, asegúrate de no dejar de lado ninguno de los siguientes consejos:

1. Tienes que estar listo para nuevas responsabilidades

A partir de ahora, tú eres el principal responsable, por lo que debes tomar las cosas con calma y asumir tus nuevas responsabilidades con la seriedad y tranquilidad necesaria.

2. Comunicate con tu equipo

Ningún proyecto emprendedor sale adelante gracias al trabajo unicamente del jefe. A partir de ahora, eres el guía de todo un equipo de trabajadores, quienes son el verdadero motor de tu empresa. Hazlos sentir seguros, en confianza contigo y demuéstrales lo valiosos que son para ti.

11 puntos clave antes de independizarte de tu trabajo

3. Ten interés por las ideas de los demás

Escuchar a los demás te puede ayudar a ver otras perspectivas que, tal vez, no habías considerado. Presta atención a las ideas de cada trabajador, toma en cuenta sus sugerencias y toma en cuenta especialmente los comentarios relacionados a las demandas de los clientes.

4. Planea el trabajo

Prepara un calendario de trabajo que te permita estar al tanto de futuras entregas. De esta manera, no tendrás que correr contra el tiempo ni entregar cosas hechas a última hora.

5. Busca soluciones

Cuando alguien cometa un error, no pierdas el tiempo culpándolo y recriminándole por lo que hizo mal. Lo mejor será ponerse a trabajar en busca de una solución y, luego, conversar acerca de los errores cometidos.

6. Obtén resultados de tu grupo de trabajo

Eres una pieza clave para el funcionamiento del negocio. Debes darle libertad a los grupos de trabajo para que respondan de una mejor manera.