Inicio Gestión y Liderazgo 6 consejos para convertirte en un líder para tu pyme

6 consejos para convertirte en un líder para tu pyme

Compartir
lider para tu ypme

Ser quien da las órdenes y maneja la administración de una empresa nos convierte en jefes, pero no necesariamente en líderes. Las diferencias entre uno y otro reconocimiento son considerables y pueden cambiar por completo la historia de tu empresa.

Comunmente se confunden y se usan casi indiscriminadamente ambos términos, jefe y líder, como si se trataran de lo mismo. Pero, en realidad, existen muchas diferencias entre ambas palabras y su significado, tanto así que podría no existir relación alguna entre la posición oficial de una persona y su capacidad de liderazgo.

Lo primero que debemos tener en claro es que la relación con un jefe es obligatoria, generada por un contrato, acompañada por reglas claras que se deben cumplir a cambio de una remuneración. Eso es un jefe en la concepción más clara. Por otro lado, con un líder se establece una relación voluntaria, en la se acepta su autoridad porque se cree en esta persona y en su capacidad.

Así, hay muchas personas que pueden alcanzar grandes puestos empresariales gracias a estudios, experiencias previas, etc. Pero sin tener mayor don de mando. Son personas capaces, excelentes para desarrollarse en su área, pero que no logran generar la empatía necesaria para convertirse en líderes y guiar a su equipo.

En cambio, todos conocemos a alguien                que sin necesidad de contar con grandes títulos ni contar con importantes cargos es capaz de movilizar a grandes masas de personas bajo el único motivo de que creen en sus palabras. Sin contratos ni obligaciones: lo siguen porque quieren.

Aprende más sobre liderazgo siguiendo estas lecciones de David Fischman

Si estás decidido a pasar de ser solamente un jefe y quieres convertirte en el líder de tu pyme, existen ciertas cualidades que deben ser trabajadas para lograr dar este gran paso. Éstas son:

1. Trato con las personas

Un buen líder no necesita recurrir a las amenazas para hacer valer su posición. Cuando no es capaz de formar equipos y generar relaciones con sus empleados, basándose en la confianza y el respeto, está destinado al fracaso. Enfócate en conocer a las personas y mejorar tu manera de relacionarte con ellos, promueve el respeto y los modales como primer paso para lograr un cambio.

2. Recursos

Saber aprovechar todos los recursos que se encuentra en tu entorno y usarlos a tu favor, te convertirá en un líder indiscutible. Detente un instante a pensar y observar con calma qué estás pasando por alto, qué recursos humano o factores externos puedes aprovechar para hacer crecer no sólo a tu empresa, sino también a tu personal.

3. Comunicación

Una de las mayores claves del liderazgo es mantener una comunicación efectiva, es decir, una capacidad especial para acercase y ser recibido por los demás. Ellos entienden que hasta un nuevo asociado en su primer día de trabajo puede ofrecer percepciones e innovaciones de valor agregado.

4. Autodirección

El mejor líder es aquél que trabaja igual o más que sus colaboradores. Y es que las experiencias forman la manera en que un jefe dirige a su gente y se transforma en su estilo de liderazgo, que a su vez define el ambiente laboral.

5. Responsabilidad

Los trabajadores siempre tienden a justificar sus incumplimientos basándose en lo que hacen los demás, aun más con el jefe. Por ello, un buen líder se caracteriza por ser capaz de asumir sus propios errores y enseñarles a los empleados a actuar de la misma manera. Asimismo, debes trabajar al mismo nivel que los demás para alcanzar las metas y objetivos mutuamente acordados.

6. Don de mando

El líder debe imponer autoridad, pero mediante el respeto, no el miedo. Lo más adecuado es ver a la empresa como un organismo: cada empleado tiene una tarea y rol dentro del grupo, y debe entender que de su cumplimiento depende el funcionamiento total de la empresa.