Inicio Gestión y Liderazgo 6 pasos para motivar a tus empleados

6 pasos para motivar a tus empleados

Compartir

Motivar a los empleados de tu empresa hace que éstos sean mucho más productivos, felices, que cumplan sus retos mensuales y que trabajen venciendo las presiones. ¿Cómo lograrlo? Generalmente motivar a tus empleados no es tarea de otro mundo. Existen pasos sencillos con los que lograrás hacerlo.

  1. Reconocimiento y felicitaciones: Los colaboradores son seres humanos, no máquinas. Por más que pasen los meses y los años, nunca dejes de reconocer su buen trabajo. El esfuerzo que hacen debe ser reconocido por los superiores y esto no solo los motivará, sino que mejorará la autoestima del personal.
  1. El buen trato: Crear un clima óptimo y en pocas palabras, feliz, hace que los colaboradores sean más comunicativos y potencien sus relaciones con los compañeros. Así, estarán más integrados con tu empresa y mejorarán su productividad.
  1. Reúnete con ellos: Organiza reuniones con ellos y establece una buena comunicación con tus colaboradores. Permite que den su opinión y valoren a la empresa. Hazlos partícipes de soluciones y estrategias, pero no los presiones. Guíalos y si no tienen respuesta indaga en otros temas. Quizá detectes también algo que los angustie o genere molestias, y solucionarlo.
  1. Las ideas de tus colaboradores son importantes, escucha y se receptivo ante sus buenas críticas, opiniones e ideas que tengan para ti. Si ellos tienen buena actitud al expresarse, no tengas problema en aceptar lo que te dicen. Ellos sentirán que también tienen voz y voto en la compañía y generarás un ambiente de confianza para que expresen sus proyectos y propuestas. Si la idea que proponen es mala, dilo de forma acertada y con tacto.
  1. Horarios: En ocasiones tus empleados se ven envueltos en emergencias y eventualidades que no les permiten ir a trabajar o necesitan salir temprano. Si ellos son responsables y cumplen con las tareas encomendadas, además de pactar cuándo recuperarán las horas, se flexible con ellos. La flexibilidad en los horarios es clave.
  1. Relajación: Una vez o un par de veces al año, tal vez, propón un paseo de integración entre todo tu equipo de colaboradores. Si se conocen, recargan energías, se divierten y se relajan, mejorarán su rendimiento laboral. Sentirán que están trabajando para una familia y no para una empresa.