Claves para emprender en un rubro en el que no eres especialista

Claves para emprender en un rubro en el que no eres especialista

Compartir
Desconocer un mercado o no ser especialista en un determinado rubro no es obstáculo para emprender. (Foto: Shutterstock)

Emprendedor, que nada te limite. Si tienes temor de iniciar un nuevo negocio en un rubro que desconoces, déjame decirte que muchos emprendedores lo hicieron y actualmente han están logrando desarrollar sus negocios y empresas con éxito.

Para emprender no hace falta ser un especialista en el sector o en el producto para crear una empresa de éxito, así que no deja tus miedos de lado y actúa. A continuación te presentamos las claves para que la falta de especialización no sea un obstáculo en el camino de tu nuevo emprendimiento.

Busca aliados

Cada vez hay más servicios profesionales que se pueden subcontratar: desde las consultorías o asesorías para adquirir un mayor conocimiento técnico hasta las fuerzas de ventas para desarrollar toda la estrategia comercial. Analiza bien las áreas de especialidad de tu empresa y externaliza las que puedan ser más complementarias.

También puedes optar por alianzas con compañías que te complementen: puedes contactar con empresas que sean muy buenas en lo que hacen pero no sepan canalizar bien la distribución o las ventas, por ejemplo.

Infórmate y capacítate

Cuando inicie el funcionamiento de tu emprendimiento en otro rubro, es básico que adquieras conocimientos por tu propia cuenta (autodidacta) o te capacites, solo así podrás consolidar tu proyecto. Esto sumada a la experiencia que vayas generando en el tiempo será clave para que cumplas tus objetivos.

Te puede interesar: ¡Capacítate!, Centrum Católica ofrece estos 32 cursos gratuitos

Contáctate con expertos

Amigos, amigos de amigos, parientes, lo que fuere, pero ponte en contacto con ellos. Ten en cuenta que son tu principal activo. Una buena opción es hacerles partícipe del negocio, así ellos aportarán con sus conocimientos y tú en dotar de solidez financiera al proyecto.

Rodéate de gente

Trabaja en construir una red de contactos que te permita tener varias y distintas perspectivas. Ojo, no solo te contactes con asesores o especialistas, ve más allá. Inclusive es bueno que no solo sepas quien es tu competencia, sino que también debes seguirla y buscar de alguna manera algún contacto que labore allí.

Ten en cuenta que la ignorancia del sector o del producto puede tener también desventajas. Las más graves, subestimar la reacción de la competencia y de los proveedores y no ser consciente de la dinámica propia del negocio: periodos de carencia, ciclos de vida de los productos, movimientos de la competencia… Sin una actitud precavida y humilde, puede ser realmente peligroso nadar en aguas desconocidas. Así que ya sabes, emprendedor.

Comentarios