Inicio Gestión y Liderazgo 7 claves para mejorar tu argumentación como emprendedor

7 claves para mejorar tu argumentación como emprendedor

Compartir
Argumentar bien tus puntos de vista te permitirá conseguir tus objetivos. (Foto: Shutterstock)

Cuando trates con clientes, socios, inversores o incluso te dirijas frente a un público, necesitas no solo comunicarte de la mejor manera posible, sino también es crucial que sepas argumentar tus ideas, puntos de vista, decisiones, etc.

Supongamos que te encuentras con unos inversionistas, muestras tu plan de negocio y observan algunos de los puntos de tu plan. Tú mejor que nadie sabe por qué integraste aquello en tu proyecto; sin embargo, te es difícil sustentarlo. Al margen de que tengas la razón o no, necesitas convencer a aquellos futuros inversionistas, y si no sabes cómo hacerlo, los perderás.

LEE MÁS: Esta es la clave para comunicar siempre con eficacia

Ahora imagina que tengas lo que se llama ‘buen olfato’ para los negocios, tú decisión es la mejor pero no sabes cómo sustentarla ante tus socios. ¿Qué sucederá? Pasará que tu gran idea o punto de vista no será tomada en cuenta y, por ende, el negocio podría verse perjudicado, ¿verdad?

Entonces ¿cómo puedes defender tus ideas con éxito?  Para lograr este objetivo es indispensable que aprendas a argumentar. Solo de esa forma podrás justificar o refutar algo como verdadero o falso y así lograr tu finalidad. Por eso aquí te brindamos 7 claves para mejorar tu argumentación como emprendedor.

  1. Ten en claro cuál es el objetivo de la conversación

Antes de empezar a dar a conocer tus puntos de vista, hazte la siguiente pregunta: ¿Qué es exactamente lo que pretendo con esta conversación? Es importante que lo definas, ya que te ayudará a construir con eficacia toda tu argumentación.

  1. Memoriza las palabras clave de cada mensaje

Deja la improvisación para el final, primero enfócate a rescatar los puntos más importantes de tu mensaje. De esta forma, evitarás saltarte algún punto importante y lograrás que tu mensaje sea mucho más conciso evitando así desviar la conversación hacia aspectos que no sean parte de tus objetivos.

  1. No excedas tus palabras en vano

Ojo, argumentar no significa hablar más que los demás. Si estás acostumbrado a hablar mucho y rápido, cuando argumentes trata de que ser pausado y concreto. Si algunos de tus mensajes no aporta a lo que quieres conseguir, entonces deséchalos.

  1. Evita las argumentaciones absolutas

No todo es blanco o negro, mucho menos en el mundo de los negocios. Lo que tienes que hacer para que tu argumentación llegue a su finalidad, es evitar ‘acorralar’ a quien te diriges. De esta forma no lo forzarás a elegir entre aceptar o rechazar la totalidad de tus propuestas.

LEE MÁS: ¿Cómo comunicarnos efectivamente en los negocios?

  1. Muestra tu disposición a modificar tus puntos de vista

Que no haya duda que el enfoque de tu conversación es un diálogo y no una discusión para decidir quién gana o pierde. Debes manifestar tu disposición a cambiar de visión a partir de los argumentos de la persona con quien hablas.

  1. Recapitula cada cierto tiempo

Mientras avanzas en el diálogo, resalta los puntos anteriores más importantes. De esta forma estás fortaleciendo tus mensajes en la mente de tu interlocutor, además de saber si tiene inquietudes.

  1. No supongas

Así estés seguro que has argumentado de forma excelente tus puntos de vista, asegúrate que la persona (s) que te escuchó aún no tenga inquietudes y que todas sus expectativas sobre el contenido de la conversación estén absueltas.