Inicio Estilo de vida 7 consejos para que tus mañanas sean más productivas

7 consejos para que tus mañanas sean más productivas

Compartir

Muchas veces, que te vaya bien o mal durante el día, depende de tu mañana. La forma en cómo inicies tu día puede darte la energía y ánimo que necesitas para superar tu rutina o jornada laboral. Por eso, es necesario dejar todas las malas vibras de lado y comenzar el día con una mañana productiva. Pero, ¿qué tal difícil es? No mucho, si logras seguir estos consejos.

  1. Las horas de sueño: Primero, es necesario mencionar que una mañana productiva puede sonar imposible si solo has dormido 3 o 4 horas. Es importante que tengas 7 u 8 horas de sueño ininterrumpido, sin aparatos prendidos en tu cuarto y sin haber comido justo antes de dormir. Ten en cuenta esos detalles.
  2. Olvida el celular: Si apenas te levantas lo único que haces es ver las notificaciones de tu celular, tus mensajes y correos… y así hasta que llegues a tu trabajo y todas las primeras horas de la mañana, solo lograrás estresarte y no aprovechar el tiempo. Recuerda que las primeras horas de la mañana es cuando el cuerpo humano puede concentrarse más en distintas tareas, no las desperdicies con otras actividades y dejando todo para la tarde, que es cuando seguramente te sentirás más cansado.
  3. Desayuna y planifica tu rutina: Tomar un buen desayuno es esencial para tu energía durante el día. Abundante agua y alimentos balanceados. Sin embargo, no todos tenemos estómago para desayunar apenas nos levantamos. Si es tu caso, es mejor que te prepares un licuado de frutas y huevos y lo consumas al llegar al trabajo o en media mañana (10 a.m.).
  4. Conoce a tu cuerpo y dale la mejor rutina que puedas al despertarte. Por ejemplo, si lo tuyo es hacer un poco de ejercicio para despertarte mejor, o quizás escuchar música durante media hora, hazlo y no lo dejes de repetir.
  5. Olvida los “5 minutitos más”: Si tu alarma suena y en lugar de levantarte te dices a ti mismo “5 minutitos más” y continúas despierto, no le haces ningún favor a tu cuerpo. Al contrario, estudios científicos demuestran que esta práctica ocasiona el inercia de sueño, un trastorno que hace que luego, al levantarte completamente, tu cuerpo esté estresado y no puede estar alerta para muchas actividades. Deja esa práctica y mejora tu mañana completa con un poco de esfuerzo: ¡Hazle caso al despertador!
  6. Controla tu energía, no tu tiempo: Si te das cuenta, notarás que hay cosas que haces mejor en la mañana, por el hecho de que tienes mayor energía. Tus actividades más difíciles y en donde requieras más creatividad, energía o predisposición, realízalas por las mañanas. Las que necesiten menos energía, pásalas a la tarde. Tu cuerpo te lo agradecerá y ahorrarás tiempo.
  7. Párate y vuélvete a sentar: Cuando trabajes por las mañanas, una buena práctica es pararte de tu sitio, caminar unos segundos y volverte a sentar. Esto le dará oxígeno a tu cerebro, a tus pulmones y hará más productivo. Además, evitarás que tus músculos y huesos se llenen de estrés y fatiga por tanto tiempo sentado.