Inicio Gestión y Liderazgo 7 situaciones que desmotivan a los colaboradores

7 situaciones que desmotivan a los colaboradores

Compartir
desmotivado
Sigue estas recomendaciones para evitar que tus colaboradores se sientan desmotivados.

Ten cuidado de estas 7 situaciones y actitudes que podrían desmotivar a los colaboradores de tu empresa.

Según recientes estudios, más de la mitad de los colaboradores de las empresas muestran rendimientos cercanos al 70% de sus capacidades. Esto se debe principalmente a una mala gestión del talento humano, que lejos de incentivar a los colaboradores, terminan desmotivándolos.

Si quieres tener éxito con tu negocio, debes cerciorarte de que tus trabajadores se sientan a gusto y tengan todas las facilidades para llevar a cabo sus laborales de la mejor forma. Por ello, es importante que prestes atención a estas 7 situaciones que podrían desmotivarlos.

No dejes de leer: Conoce las nuevas tendencias en gestión del talento

1) Exceso de urgencias

Evita acumular tareas que deban terminarse en un periodo de tiempo muy limitado. Con ello sólo conseguirás estresar a tus colaboradores. Intenta planificar junto a ellos las labores a realizar, de modo que exista consenso sobre el tiempo necesario para cumplir con cada obligación.

2) Falta de organización

Nadie se siente cómodo trabajando en un ambiente desordenado y con problemas de organización.

3) Problemas de comunicación

Esta clase de problemas pueden perjudicar gravemente el ambiente laboral de tu negocio. Procura ser muy claro con cada ndicación que des.

4) Inflexibilidad

En el pasado, se solían trabajar con horarios inflexibles y con pocas facilidades. El colaborador de hoy requiere mayor comprensión en ese aspecto.

5) Mala remuneración

Si valoras el trabajo de tus colaboradores, debes demostrarlo también con su salario.

6) Falta de reconocimiento

A nadie le gusta trabajar sin que se reconozca su esfuerzo y dedicación.

También puedes leer: 5 formas de mejorar la gestión del capital humano en tu empresa

7) Falta de autonomía

Los colaboradores no son robots. Cada uno cuenta con ideas propias que pueden aportar mucho al crecimiento de negocio. Procura escucharlos y tomar en cuenta sus sugerencias. Además, intenta darles el poder de tomar algunas decisiones.