Inicio Como vender mas 8 detalles del servicio al cliente que cambiarán a tu empresa

8 detalles del servicio al cliente que cambiarán a tu empresa

Compartir
primera impresión negocios

Cuando un cliente te visita personalmente, notará cada uno de los pequeños detalles en tu negocio. Y por ello, tú también deberás estar al tanto de cada mínimo aspecto de tu empresa. Por eso, para mejorar la relación con ellos y ofrecer un mejor servicio al cliente, necesitas considerar estos 8 sencillos pasos:

Aprende rápido el nombre de tus clientes

Te sorprenderás de cuántos profesionales suelen tener problemas para recordar el nombre de sus clientes. Para ayudarte, te recomendamos escribir el nombre de las personas en un papel, puesto que nuestro cerebro suele preferir las memorias visuales. Al recordar el nombre de las personas estarás dando un primer paso en el camino a la construcción de una relación duradera con tus clientes.

Consigue una impresora veloz

¿Recuerdas esas pausas incómodas mientras esperan que termine la impresión de un reporte o contrato? Una impresora lenta creará espacios incómodos en la conversación, con silencios que podrían resultar insalvables y que, en ocasiones, conducen a conversaciones poco profesionales. Consigue una impresora nueva y veloz, pequeña, que pueda finalizar una impresión en segundos. Además de evitar los silencios incómodos, reducirás el tiempo de espera de tus clientes. Y estamos seguros que ellos lo apreciarán.

Mantén limpio tu escritorio

Tener un cúmulo de documentos encima de tu escritorio no comunica a los demás que eres una persona ocupada llena de proyectos o con muchos clientes. Lo que realmente está diciendo es que no eres un trabajador eficiente y probablemente la información de tus clientes termina perdida entre tanta documentación innecesaria. Limpia tu escritorio, guarda los documentos en donde corresponden, organiza tus archivos, y asegúrate que toda la oficina luzca igual de limpia y ordenada.

Asegúrate con lapiceros de buena calidad

Quizás has decidido reducir los costos de tu empresa disminuyendo la compra de lapiceros, o te has inclinado por ordenar cientos de lapiceros baratos con la información de tu empresa impresa en ellos. Contar con merchadising de tu empresa es una excelente estrategia, pero deja de funcionar cuando los lapiceros simplemente no pintan. No se trata de tener cientos de lapiceros en la oficina, porque quizás no aún estamos en el punto en que podamos gastar tanto en ellos, pero sí de contar con una buena cantidad de lapiceros de calidad, de aquellos que sabemos nunca nos fallarán.

Sigue estos tips para persuadir a tus clientes de adquirir tus productos. 

Ten más de un asiento disponible

¿No te ha sucedido que asistes a una oficina en compañía de un amigo o familiar que te ayude a decidir y, simplemente te das con la sorpresa de que tan solo hay silla para una persona? Quizás se trata de una medida para reducir los gastos, pero hechos como estos terminan dando una mala impresión sobre tu negocio.

Ofrece sillas cómodas para los clientes

No se trata solamente de tener más de un asiento disponible para las visitas de los clientes en tu oficina, sino también de ser capaz de ofrecerles sillas cómodas y fuertes, que luzcan como limpias y cuidadas. Esto se hace con la intención de demostrar el interés que tienes en tus clientes, la importancia que les das y que tanto te preocupan ellos y sus necesidades.

Añade unos toques personales a tu escritorio

Si ya retiraste todos los papeles que ocupaban espacio en tu escritorio, es hora de darle un poco de personalidad a tu espacio personal. Una fotografía familiar, un recuerdo de la secundaria, un pequeño souvenir de algún viaje o un adorno de algún dibujo de tu infancia. Estos detalles te humanizan y pueden incluso servir como tópico para una conversación.

Toma apuntes mientras tu cliente habla

Nada demuestra mejor tu interés por las palabras de tu cliente, que el hecho de verte haciendo anotaciones sobre sus palabras. De esta manera le das a conocer al cliente la importancia que tienen sus palabras, y lo podrás notar mucho más convencido de volver a buscarte cada vez que surga algún inconveniente. Además, es una excelente manera de demostrar que sí estás interesado en lograr la solución de un problema, y que no estás escuchando por puro formalismo.