Inicio Gestión y Liderazgo 8 hábitos para combatir el estrés laboral

8 hábitos para combatir el estrés laboral

Compartir
estrés laboral

Pocas ganas de trabajar, cansancio constante, sensación de no haber descansado, entre tantas otras molestias son los más visibles signos de que estamos estresados. Y es que ser un emprendedor a cargo de su propio negocio no es una tarea sencilla, pero puedes llevarla a cabo sin necesidad de sacrificar tu salud.

El estrés es una reacción fisiológica del organismo que se ejecuta cada vez que afrontamos una situación demandante o amenazante para nuestra estabilidad. Y lo peor es que podemos estar sufriéndolo sin siquiera darnos cuenta, puesto que nuestro organismo tiene una alta capacidad de adaptación a los cambios frecuentes, ocultando así el malestar.

Esta enfermedad es una respuesta natural difícil de evitar; sin embargo, existen varias claves que podemos realizar para combatirlo. A continuación, te presentamos algunos hábitos fáciles de aplicar antes, durante y después del trabajo.

1. Mide bien tu tiempo. El levantarse tarde e ir en contra del reloj puede ser un gran factor de estrés.

2. Repasa tus tareas del día. Haz un análisis rápido de tus responsabilidades diarias, asegurándote de llevar todo lo necesario, de este modo serás más eficiente y optimizarás tu tiempo.

3. Planea tus tareas. Jerarquiza las prioridades de tus labores. Sabemos que tienes muchas cosas por hacer; sin embargo, organizar te ayudará a trabajar de manera sistemática.

4. Deja un tiempo para pensar. Al sentirte ahogado por las numerosas tareas a entregar, son muchas las veces que las llevamos a cabo sin darle la precisa atención a cada una de ellas, presentando errores en las mismas. Reduciendo la eficiencia y productividad en todos los casos.

5. Toma un descanso. El trabajar horas sin parar, disminuirá tu capacidad de concentración y retención. Un simple ejercicio de estiramiento, levantarte y caminar por la oficina reduce tu cansancio mental y nivel de estrés.

6. Organiza tu lugar de trabajo. Inconscientemente nuestro lugar y ambiente de trabajo influye de gran manera en nuestra estabilidad mental. Organiza tu área de trabajo para identificar y ubicar fácilmente lo requerido

7. Evita distracciones. Evita atender asuntos personales en horas de trabajo, dedícale el tiempo necesario a los temas laborales para una mayor eficacia.

8. Desconéctate del trabajo. Que el trabajo no afecte tu estilo de vida, reserva un tiempo para ti. Si has decidido pedir días de vacaciones, disfrútalos al máximo, deja tus tareas cubiertas con antelación y olvídate en la medida posible de la tensión laboral.

¡No dejes que el estrés acabe contigo! Son muchas las actividades que puedes realizar para distraerte y eliminarlo. Un buen manejo de estos hábitos mejorará tu calidad de vida tanto en el aspecto personal como laboral.

Fuente: Blog UPC