Inicio Mejora tus finanzas Pasos para acabar con las deudas de tu pyme

Pasos para acabar con las deudas de tu pyme

Compartir
acabar deudas

Emprender un negocio propio es una experiencia única y extraordinaria. Sin embargo, cuando las cosas se complican, te puedes ver atrapado en una tormenta de deudas de la cual parece imposible salir. Es entonces cuando necesitas actuar de manera drástica para acabar con esta situación. Sigue estos pasos si quieres acabar con las deudas de tu pyme.

Siempre nos preguntamos cuáles son las razones que llevan a una empresa a terminar sumergida en un mar de deudas. Si bien son muchas las causas, duele reconocer que, gran parte de las veces, se debe a una negligencia y mala administración por parte de los gerentes.

Es por ello que una de las principales manera de evitar vernos en aprietos como este, lo primero que debemos tomar en cuenta es asegurarnos de tener al mando a una persona competente, o prepararnos para convertirnos en el profesional adecuado.

Pero, más allá de las razones que llevan a una pyme a verse agobiada por las deudas, debemos poner en claro que salir de esta situación toma tiempo, y mientras más demoremos en reconocer la situación, más demoraremos en salir de ella.

A continuación te compartimos los pasos a seguir para comenzar a trazar tu camino lejos de las deudas:

1. Identifica las causas que están afectando a tu negocio: ¿acaso una crisis institucional? ¿o una crisis económico que afecta a todo el sector? ¿demasiada competencia? Pon en claro cuál es el principal problema a enfrentar.

2. Analiza tu presupuesto mensual. Identifica los gastos fijos mensuales que sean totalmente imprescindibles y elimina los demás, hazlo de manera precisa y consciente.

3. Elabora una radiografía de tus deudas (pasivos).  Este es un resumen completo de todas las deudas que tienes actualmente. Este será tu estado pasivo real y es mejor tenerlo muy claro desde este momento, para proyectar un plan realista.

Empiece a reducir gastos en sus finanzas personales con estos consejos

4. Negocia con tus acreedores. Uno de los pasos más importantes para salir de tus deudas es la negociación. La presión de los acreedores suele ser muy fuerte cuando sienten que a ti el tema no te interesa. Sin embargo, te sorprenderás cuan dispuestos estarán muchos de ellos (especialmente los más grandes) a reacondicionar tu deuda si te acercas abiertamente a negociar y solicitar una ayuda con los pagos.

5. No intentes saldar una deuda con otra. Otro error común que cometemos cuando tenemos tanta presión es pretender pagar deudas haciendo préstamos o utilizando tarjetas de crédito. Esta es una tentación demasiado frecuente que debemos evitar a toda costa.

6. Recorta inmediatamente los gastos hormiga. Este punto esta directamente relacionado con el segundo punto, pero es importante conocer y recortar con firmeza todos aquellos pequeños gastos que apenas se notan, pero que en conjunto consumen una cantidad muy grande de efectivo valioso para pagos.

7. No prometas algo que no puedes cumplir. El problema cuando queremos desesperadamente salir de deudas es que nos comprometemos (equivocadamente) con nuestros acreedores a cumplir en cierta fecha o con ciertas cantidades, sabiendo muchas veces que no podremos pagar en dichas condiciones.  Ese es un mal hábito que debe cesar para evitar perder aún más la credibilidad.

8. Vende más, gasta menos. La optimización de recursos debería ser un hábito constante. Pero para salir de deudas, es un hábito obligatorio. Si no tienes suficientes vendedores, deja el escritorio y sal a la calle a conseguir más ventas, más clientes, más negocios. Recuerda que la comodidad es enemigo de los negocios exitosos.