Inicio Emprender con exito AJE Group, una empresa familiar que conquista el mundo

AJE Group, una empresa familiar que conquista el mundo

Compartir

AJE Group nació como una pequeña empresa familiar en Ayacucho y, hoy en día, se ha convertido en una de las mayores corporaciones peruanas, con operaciones en 11 países y un éxito que da trabajo a más de 10,000 familias.

Ayacucho fue una de las ciudades más golpeadas por el terrorismo en el Perú durante la decáda de los 90. Pero esto no fue impedimento para que Eduardo y Mirtha Añaños decidieran dar vida a Kola Real, la primera gaseosa de lo que sería AJE Group. Al principio comercializaban sus gaseosas en botellas de cerveza, de la manera en que se acostumbraba en provincia.

Los Añaños iniciaron sus operaciones en Huamanga con una pequeña empresa en 1988, pero apenas tres años después ya se habían convertido en líderes en su rubro en todo Ayacucho. Es por ello que decidieron superar las limitaciones y dar el siguiente paso hacia una nueva ciudad: Huancayo.

Para iniciar los trabajos en Huancayo, la familia rentó un local por US$250, un pequeño espacio en el que se dio inicio a la segunda etapa de crecimiento de Kola Real. Los Añaños recalcan siempre que ellos fueron capaces de adaptarse a su realidad en vez de dejar que esta los limite. Por eso lucharon con su sueño incluso si eso significaba trabajar en un espacio reducido y crecer lentamente.

El éxito continuó acompañando a la familia y por ello decidieron continuar con el crecimiento. Pero ahora apuntaron hacia Bagua al ver que la zona de frontera permitía una exoneración de IGV, del selective e incluso del impuesto a la renta. Luego continuaron su camino de expansión hacia Sullana.

Las exoneraciones a las que pudieron acceder les permitieron incrementar los márgenes de ganancia. Por ejemplo, si su ganancia inicial era del 12%, gracias a las exoneraciones mencionadas consiguieron contar con 35% adicional de ganancia, lo que les permitió capitalizar rapidamente la empresa y, ahora sí, ingresar a Lima.

Fue en 1997 cuando Kola Real llegó a Lima. Con las provincias ya conquistadas, Lima no fue un mercado difícil para los Añaños, sobretodo gracias a sus bajo precios. En tan sólo un año, Kola Real logró hacerse con el 6,6% del mercado de gaseosas en la capital.

Pero no se quedaron ahí. En medio de la batalla con Inca Kola por hacerse de más mercado en la capital, los Añaños tomaron la decisión de internacionalizar su marca y la llevaron a México y otros países de América, Asia y Europa. Y para demostrar que están dispuestos a dejar en alto el nombre de su marca, desde el 2010 son socios estratégicos del Futbol Club Barcelona, uno de los equipos de fútbol más reconocidos a nivel mundial.