Inicio Mejora tus finanzas Aprende a controlar tu flujo neto de efectivo

Aprende a controlar tu flujo neto de efectivo

Compartir

Si cada mes recibes una cantidad considerable de dinero, pero al finalizar el mes estás sumergido en deudas, entonces algo está fallando con tu control de flujo neto de efectivo. Aprende a manejar esta importante herramienta que dice mucho sobre tu situación financiera.

El flujo neto de efectivo es el término contable usado para describir los movimiento de efectivo durante un periodo determinado. En otras palabras, hace referencia al resultado final de los ingresos y egresos durante determinada fecha.

Por ejemplo, si durante un mes tus ingresos ascienden a S/. 2,000, de los cuales gastan S/. 1,500, entonces puedes afirmar que tienes un flujo neto de efectivo positivo de S/. 500. Es decir, estás incrementando mensualmente tu patrimonio gracias a que gastas menos de lo que ganas.

¿Qué es el fujo de caja?

Pero si con ese mismo nivel de ingresos, el siguiente mes gastas S/. 2,300, entonces has pasado a tener un flujo neto de efectivo negativo de S/. 300. En otras palabras, estás tomando dinero de tu patrimonio acumulado porque estás gastando más del dinero que recibes mensualmente. A la larga, como te imaginarás, esta no es una actitud sostenible.

Para incrementar tu flujo neto de efectivo, lo importante es controlar primero los gastos recurrentes, es decir, las facturas mensuales: alquiler de vivienda, electricidad, pago de telefonía, etc. A la vez es necesario cuidar el pago mensual de los créditos que ya hemos asumido, y alejarnos por completo del atractivo “pago mínimo”.

Si bien el pago mínimo de las tarjetas de crédito nos puede parecer una opción razonable, puesto que al gastar menos nos da la posibilidad de tener un flujo neto de efectivo mayor cada mes, la verdad es que tan solo estás alargando las deudas, demorándolas y, al final, tendrás que asumirlas en algún momento y bajo un costo mucho mayor.

Antes de enfocarte en metas como el ahorro o el incremento de tu flujo neto de efectivo, es importante que tomes conciencia de la verdadera dimensión de tus deudas, y las ataques de raíz. Esa es la ruta más acertada para hacer crecer el flujo neto efectivo de tu familia.