Inicio Mejora tus finanzas Aprende a cuidar tus finanzas en época de desempleo

Aprende a cuidar tus finanzas en época de desempleo

Compartir
ahorro tiempos desempleo

A todos nos puede pasar en cualquier momento. El desempleo es un estresante momento en la vida de toda persona, pero con los cuidados adecuados se puede sobrevivir financieramente a la falta de trabajo.

Quedar sin trabajo es una de las experiencias más complicadas y preocupantes para cualquier persona, sobretodo cuando llega el momento de revisar las finanzas y pensar cómo se saldrá adelante mientras se consigue un nuevo trabajo. Pero con estas recomendaciones, podrás llevar adelante un plan adecuado para mantener a flote tus finanzas mientras te encuentras en la búsqueda del trabajo.

No entres en pánico

Antes de angustiarte, respira profundo y tranquilízate. En el momento que comiences a pensar con calma verás que puedes convertir este hecho en un nueva oportunidad para optar por un nuevo tipo de trabajo, cambiar de especialidad o comenzar a dedicarte a trabajar en el área para la cual te formaste.

Espera antes de tomar una decisión

Muchas veces, una situación como esta puede llevarte a a tomar decisiones apresuradas o impulsivas con respecto a tus finanzas. Antes de cambiar de casa, pedir préstamos o comenzar a usar los ahorros de tu retiro, piensa bien cuáles son las opciones que tienes y analiza con calma las repercusiones que cada una de ellas tendrá en tu futuro.

Busca un nuevo trabajo desde el primer día

Si estás pensando que te será sencillo conseguir un nuevo trabajo y crees que por eso este quizás sea el momento de tomarte unas pequeñas “vacaciones”, piénsalo dos veces antes de hacerlo. Por ejemplo, si has trabajado durante muchos años en la misma empresa, no has tomado muchos cursos de actualización y hace años que no conoces cuáles son las tendencias del mercado laboral actual, mejor dejar esas vacaciones para otro momento.

¿Por dónde empezar a reducir tus gastos personales?

Sigue pagando tus seguros de vida y salud

Es posible que encontrar un nuevo trabajo tome más tiempo de lo esperado, y quizás sea necesario hacer algunos recortes en los gastos personales. Ten cuidado: no cometas el error de creer que los seguros médicos y de vida son gastos innecesarios de los que puedes prescindir. Los imprevistos son eso: gastos que pueden aparecer en cualquier momento a causa de una situación inesperada, como una enfermedad repentina o un accidente. Si algo llegase a suceder y te encontrases sin seguro alguno, los gastos médicos podrían terminar convirtiéndose en una verdadero problema para tus reservas financieras.

Ten un plan de gastos de emergencia

Para ello, primero hay que realizar un análisis lo más detallado posible para saber de cuánto dinero se dispondrá durante los próximos meses. La fuente de este dinero puede resultar una combinación del pago de la indemnización, ahorros propios, inversiones, ingresos de la pareja o incluso un empleo temporario.

Prepárate para enfrentar deudas

Si la búsqueda de un nuevo empleo no genera resultados en un tiempo prudencial, es probable que, aún a pesar de reducir gastos al máximo, comiencen a generarse deudas.

Algunas sugerencias útiles son:

  •    Intentar reducir aún más los gastos. Ser lo más realistas posible con respecto a cuáles gastos creemos que son necesarios pero de los que, en verdad, puede prescindirse.
  •    No incrementes la deuda mediante el uso excesivo de tarjetas de crédito. Se aconseja, de ser posible, anular el uso de las tarjetas de crédito, o minimizarlo.
  •    Ponte en contacto con los acreedores para intentar diferir los pagos o extender el período establecido para saldar la deuda.