Aprende de estos 6 empresarios que fueron realmente pobres

Aprende de estos 6 empresarios que fueron realmente pobres

Compartir
Jan Koum es el cofundador de la famosa aplicación WhatsApp. (Foto: Shutterstock)

Hay muchas personas que dicen tener el deseo de emprender un negocio propio; sin embargo, cuando se les preguntan por qué no lo hacen, más que razones, ponen una y otra excusa, siendo la más común la falta de dinero que se requiere para el capital.

Más aún todavía colocan como razones el no poder juntar ese capital que requieren para su negocio, señalando que no tienen una buena situación económica. Sin embargo, ello no debería ser un obstáculo para emprender porque más que dinero, necesitas fuerza de voluntad y coraje para lograr alcanzar tus metas.

LEE MÁS: 10 multimillonarios famosos menores de 35 años

Y es, aunque no lo creas, los empresarios multimillonarios, que casi todo el mundo conoce, empezaron sus negocios siendo totalmente pobres. Sin embargo, tuvieron la suficiente fuerza de voluntad para desarrollar sus proyectos de vida y así cumplir sus sueños. A continuación te brindamos el caso de 6 de ellos para que tomes su ejemplo.

  1. Howard Schultz

Howard Schultz es el presidente actual de Starbucks. Cuando Schultz  era pequeño, vivía en Nueva York junto a sus padres y hermanos en un edificio protegido por el gobierno para personas que no podían siquiera pagar un pequeño alquiler.

Para pagar su universidad él pidió préstamos, trabajó como mesero donde le pagaban una miseria, y como no era suficiente, recurrió incluso a vender su sangre a cambio de dinero. Gracias a todos estos esfuerzos, terminó sus estudios, y así es como llegó a Starbucks, la compañía de cafeterías más grande del mundo.

  1. Jan Koum

Jan Koum es el cofundador de la famosa aplicación WhatsApp. Koum  de adolescente vivía en Ucrania, pero a los 16 años tuvo que emigrar a Estados Unidos sólo con su madre en busca de un futuro mejor. En el camino se encontraron dificultades por lo que Koum trabajaba limpiando en una frutería.

Koum se interesó desde joven por la tecnología, y por eso se esforzó en trabajar todas las horas que pudo para ahorrar e ir a la universidad con 18 años. Cuando finalizó sus estudios, tras buscar trabajo, lo consiguió en la empresa Yahoo. Allí conoció a Brian Acton, y juntos crearon WhatsApp. Jan Koum hoy tiene una fortuna de 8.6 billones de dólares.

  1. Jeff Bezos

Es el presidente ejecutivo de Amazon. Trabajó desde muy niño colocando tuberías, dando de comer al ganado y reparando molinos de viento. Ya en su adolescencia trabajó en McDonald’s durante todo un verano para poderse pagar unas vacaciones.

Al terminar sus estudios trabajó  para diversas entidades, pero salió de ellas porque no quería trabajar para otros. Por ello decidió emprender su negocio nada más que en el garaje de su casa.

  1. Larry Ellison

Es el fundador de Oracle. Él fue adoptado por sus tíos debido a que su madre no podía cuidar de él. A pesar que su padre adoptivo le decía a menudo que no llegaría a nada, Ellison siempre interesado por el mundo de las computadoras y las tecnologías, con solo 22 años cró una base de datos para la CIA a la que llamó Oracle.

  1. Shahid Khan

Es el dueño de varios equipos prestigiosos de fútbol alrededor del mundo. Khan, de origen pakistaní, viajó a Estados Unidos a los 16 años  para estudiar en la universidad, pero no le fue como esperaba.

Su primer trabajo fue lavando platos por un sueldo de 1.2 dólares la hora y gracias a sus sacrificios consiguió terminar su carrera como ingeniero y luego fue contratado por una compañía de automóviles. Después creó su propia empresa dedicada a la construcción de parachoques. Tras su éxito decidió invertir sus ganancias en equipos de fútbol.

  1. Oprah Winfrey

Es una de las presentadoras de televisión más conocidas en el mundo. Posee programas, su propia cadena de televisión y hasta incluso libros. La madre Winfrey  era adolescente y soltera cuando la tuvo, y apenas tenían dinero para alimentarse. Y aunque no lo creas, Oprah no tuvo su primer par de zapatos hasta que cumplió 6 años de edad.

Vivió en una pobreza extrema, tanto fue así que su abuela le hacía ropa con sacos de patatas. Pero Oprah era una mujer inteligente y sabía bien comunicarse, así que pocos años después se esforzó por salir de esa situación y trabajó casi gratis en una radio local como locutora para adquirir habilidades en los medios de comunicación. A los 32 años consiguió su primer programa de televisión.

LEE MÁS: 10 Razones por las que todavía no eres millonario

Como ves ellos no heredaron una fortuna ni tampoco continuaron una empresa ya fundada. Por el contrario fueron ellos quienes desde muy abajo supieron salir adelante con su persistencia, esfuerzo y dedicación.

Comentarios