Inicio Emprender con exito Arma una oficina en casa y da inicio a tu pyme

Arma una oficina en casa y da inicio a tu pyme

¿Cómo empezar un negocio desde casa?

Compartir

Si has decidido empezar a trabajar desde casa, te habrás dado cuenta ya de la necesidad de contar con un espacio adecuado para organizar el trabajo. Desde la ubicación de las cosas hasta la iluminación, acá respondemos todas tus dudas.

Si usted es de los que necesita generar este espacio, a continuación algunas recomendaciones que servirán como guía:

1. ¿Dónde ubicar la oficina?

Si ya te estás cansando de ver tu cama, la mesa del comedor o tu mesa de centro llena de documentos, archivos, discos, es momento de buscar un espacio donde puedas acomodar un escritorio adecuado a tu tipo de trabajo. Incluso si consideras que tan solo necesitas de tu computador para cumplir con tu trabajo, debes generar un espacio adecuado dentro de tu casa, un lugar destinado para las labores y alejado de las distracciones constantes.

Ya se si necesitas mucho o poco espacio, lo importante es que lo conviertas en un espacio personal, decorado a tu gusto, con tu propio estilo, capaz de motivar la creatividad diaria. Respecto a este último tema, te recomendamos no colocar el escritorio frente a un muro, puesto que esto solo favorece el aburrimiento y la saturación mental. Si no existe otra opción, entonces diseña la pared y coloca algunos adornos, colores agradables, etc.

2. ¿Qué mobiliario elegir?

Si bien trabajar desde casa nos da la posibilidad de realizar nuestras tareas en medio de la comodidad de nuestro hogar, no hay que olvidar que estamos armando un espacio de trabajo, no un espacio de relax y juegos.

Lo primero que debes tomar en cuenta es la necesidad de un escritorio o mesa de trabajo. Además, debes reservar un espacio para la lectura y revisión de apuntes. A su vez, es necesario considerar la importancia de una buena silla, con un respaldar completo que permita descansar en él, con la capacidad de inclinarse, con la altura adecuada para adaptarse a tu cuerpo, etc.

3. ¿Qué tipo de iluminación conviene utilizar?

Daremos preferencia siempre a los espacios con luz natural, pero cuando esta sea escasa será necesario recurrir a las lámparas. Lo mejor es equilibrar ambos tipos de iluminación y evitar aquellas que tengan un exceso de luminosidad, especialmente porque podrían complicarnos la visión de la pantalla del computadors.

Para la luz artificial es recomendado siempre usar luz cálida y difuminada, que no esté ubicada justo sobre el escritorio y no sea muy intensa, en caso de necesitar mayor luminosidad para un trabajo especial es preferible el uso de lámparas retráctiles.

4. ¿Cómo almacenar el material?

Tu escritorio es el espacio en el que dedicarás la mayor parte del tiempo de trabajo en casa. Por ello, debes siempre mantenerlo organizado, de preferencia dejando sobre él solo los papeles y materiales que más usarás. El resto de documentación puede ser ordenada en anaqueles, archivadores, etc.

Además, una buena técnica para mantener el orden e incrementar la productividad es ordenar los elementos según la frecuencia de uso. Aquellos que se utilizan con frecuencia, deben estar a 30 centímetros de distancia, como el teléfono, los lápices o el mouse; mientras que aquellos que son de uso ocacional, como los documentos o archivadores, deben estar a 50 centímetros. Los elementos que se utilizan poco tendrían que estar a 75 centímetros de distancia.