Burn out: el mal que ataca a los emprendedores

    Compartir
    burn out emprendedores

    Al empezar tu propio negocio es muy posible que te descubras abrumado por las preocupaciones y actividades de las que tendrás que hacerte cargo, especialmente si crees que debes hacerlo todo sin ayuda.

    Ese es uno de los errores más comunes entre los emprendedores novatos: quieren hacerse cargo de todas las responsabilidades del negocio, a veces porque no creen tener dinero suficiente para contratar a otra persona, o quizás porque no creen que nadie pueda hacerlo tan bien como ellos, pero se trata, al fin y al cabo, en una actitud que podría acabar con todo tu proyecto.

    Y es que pasar todo tu tiempo ocupado, corriendo entre reuniones con proveedores, pagos a los bancos, presentaciones a clientes y demás, terminará llevándote a sufrir el mal más común entre emprendedores: el burn out, una carga de estrés y agotamiento físico que puede conducirte a tener colapsos nerviosos debido a la sobrecarga de trabajo.

    Seis alimentos que pueden ayudarte a mejorar tu concentración y productividad como emprendedor

    Para evitar este mal puedes seguir estos consejos:

    • Programa tiempo libre

    Además de tener reuniones y juntas en tu agenda, es importante que destines tiempo específico a ti mismo, por ejemplo asignar una hora del día para leer, disfrutar un videojuego o ver una película. El objetivo es que te desconectes de tus obligaciones laborales un par de horas al día.

    • Actividades físicas

    Expertos señalan que practicar alguna actividad física como correr, nadar o tomar alguna clase de baile son una forma de liberar tensión y ayudar a tu cuerpo a producir endorfinas, hormonas que te dan una sensación de bienestar.

    • No ignores las señales

    Si notas que tienes problemas para concentrarte, dificultades para completar alguna tarea o que realizar tu trabajo disminuye tu ánimo, podrías estar presentando los primeros síntomas de este mal. No esperes a que la situación se torne crítica y toma medidas cuanto antes.

    • Observa a tu equipo

    No sólo el emprendedor es propenso a sufrir esta enfermedad. Cuando los equipos de trabajo son pequeños, es común que más de uno de los integrantes sienta depresión o cansancio excesivo, pues todos realizan muchas actividades diferentes. Si notas que se empiezan a “quemar” ayúdalos a seguir estos consejos.