Inicio Ideas de Negocios Catering: tu propio negocio con poco capital

Catering: tu propio negocio con poco capital

Compartir
negocio catering

¿Te apasiona la comida? ¿Quieres iniciar tu propio negocio? Si tienes poco capital para invertir, entonces puedes comenzar con tu empresa de catering.

Una empresa de catering es la empresa encargada de proveeer alimentos y bebidas para todo tipo de eventos, tales como matrimonios, quinceañeros, cumpleaños, bautizos, e incluso eventos empresariales como convenciones, seminarios, talleres, etc.

Muchos creen que para dar inicio a una empresa de catering se debe invertir grandes sumas de dinero, pero, así como hay empresas dedicadas a trabajar para grandes y costosos eventos, también existe un nicho adecuado para las pequeñas empresas.

Por ello, si recién vas a empezar con tu empresa de catering, segmenta adecuadamente el mercado y enfócate en dirigir tus servicios a un público con eventos pequeños, que no requieran de alimentos demasiado costosos, elaborados o en grandes cantidades.

Una de las ventajas de este tipo de negocio y, precisamente, una de las razones por las que no requiere de una gran inversión, es que, a diferencia de un restaurante, no necesitamos contar con un local en donde los clientes tengan que acudir, sino que podemos administrarlo desde nuestra propia casa.

¿Te gusta la repostería? Aprovecha la oportunidad y abre tu negocio de repostería en casa.

Para este negocio no es necesario contar con un personal fijo ni un local propio, pero sí es necesario contar con un equipamiento básico que podría incluir cocinas, hornos, ollas, licuadoras, vajilla, cubertería, cristalería, enseres, etc.

Por otro lado, puedes ofrecer productos que no siempre debes preparar tú mismo y tercerizar esa parte del negocio. Por ejemplo, al ofrecer a tus clientes una lista de alimentos, debes incluir dulces, salados, bebidas y postres. Quizás la parte más complicada serán los postres, puesto que requieren de tiempo y herramientas adecuadas, así que puedes optar por comprarlos a una pastelería o a otra persona.

Lo mismo en el caso del personal: puedes contar con un personal fijo, pero, en algunos casos, de acuerdo a la magnitud del evento y a los requerimientos del cliente, podría ser necesario contratar temporalmente a más personal.

Para dar a conocer a tu negocio puedes crear una página web o una cuenta en redes sociales, en donde podrás subir fotos de los eventos en los que has participado, los productos que has preparado, la presentación de estos, los clientes consumiéndolos, etc. De esta manera, crearás un espacio para promocionar tu servicio y tus productos, pero que te servirá también para captar nuevos clientes.

Si bien una empresa de catering está enfocada primordialmente en la preparación y traslado de alimentos y bebidas, también puedes ofrecer servicios adicionales, tales como la decoración del local, la preparación de mesas, sillas, mantelería y cubieros, además del servicio de camareros y personal de limpieza. Ten en mente que tu empresa siempre puede continuar creciendo.