Inicio Mejora tus finanzas Cinco consejos para que los jóvenes ahorren

Cinco consejos para que los jóvenes ahorren

¿Cómo empezar a ahorrar si eres un joven emprendedor?

Compartir

Si eres un emprendedor joven, estás aprendiendo ya la importancia de ahorrar. O quizás estás acá para descubrir cómo inculcar el valor de los ahorros a tus hijos. Sea cual sea el motivo, has dado el primer gran paso.

Los jóvenes suelen sentir que el mundo es el ahora, el momento preciso en el que están viviendo, y por eso rara vez son capaces de detenerse a ahorrar pensando en un futuro. Es por ello que lo mejor es iniciar con la cultura del ahorro desde muy pequeños (puedes revisar este artículo sobre las finanzas en los niños, para que así se acostumbren desde temprana edad a lograr sus propias metas.

Pero nunca es tarde para dar el primer paso. Por eso, si eres joven, estos consejos son para ti.

1. Empieza a ahorrar desde ya. Nunca pienses que es poco dinero o que no tienes lo suficiente para ahorrar. Desde una pequeña moneda puedes empezar a crear un importante fondo de ahorros. Lo importante es que logres convertir esta actitud en un hábito, así, cuando seas un adulto, ya te será algo natural.

2. No pidas a tus padres más de lo que necesitas. Aprende a calcular a través de un presupuesto cuánto dinero gastarás en actividades escolares o de recreación y trata de no salirte de él. Para ello, lo principal es que evites esos clásicos gastos hormiga, que parecen no representar nada, pero resultan siendo importantes cifras. Haz la prueba: trata de recordar todas las gaseosas, chicles, galletitas, chocolates que te comiste en esta semana y saca la cuenta de cuánto gastaste en esos pequeños gustos.

3. No dudes en pedir consejo. Tus padres serán siempre las personas más adecuadas para pedir un consejo financiero, especialmente si estás pensando en adquirir algún tipo de bien. Consúltalo siempre con ello o con alguna otra persona que tenga capacidad de aconsejarte sobre si es el mejor momento o no.

4. Analiza muy bien antes de gastar tu dinero. No te dejes llevar por los deseos, nadie mejor que tú es capaz de saber si realmente necesitas eso o solamente se está volviendo un capricho.

5. Lleva un control estricto de tus gastos. Este es un consejo especialmente útil si estás viviendo separado de tus padres. Sabes que llegar a fin de mes no es una tarea sencilla, así que ponte firme con tus gastos e, incluso, crea una lista de gastos diarios para saber en qué se te está pasando la mano.