Inicio Emprender con exito Cinco personas que siempre deben acompañar a un emprendedor

Cinco personas que siempre deben acompañar a un emprendedor

Compartir

Siempre es necesario contar con personas que nos aconsejen y guíen en nuestro camino como emprendedores. Pero existen cinco personas con las que debemos contar de todas maneras para ayudarnos a alcanzar el éxito.

Ser un emprendedor requiere de trabajo, esfuerzo, pero, sobretodo, pasión. Una pasión que te lleve a aventurarte a lo desconocido sin temor, seguro de ti mismo. Pero la confianza en tus ideas no quiere decir que no necesitarás de consejos.

Es por ello que todo emprendedor necesita tener a su lado a mentores, personas que lo ayuden a ver el panorama más amplio, alguien con quien compartir las ideas y así preparar el camino para el éxito.

Así que ha llegado el momento de enfocarnos en encontrar a aquellas cinco personas que se volverán en nuestros aliados. Para ello, es necesario que cada uno de ellos tenga perspectivas diferentes, que nos presenten alternativas diversas del mundo y así nosotros lograremos tener una visión mucho más amplia de las situaciones.

Por eso les presentamos a estos cinco mentores que no deben faltar al lado de todo emprendedor:

1. Un amigo que te conoció antes de emprender

Quizás no hay voz que valga más que la de alguien que te conocía bien antes de que iniciaras tu proyecto. Esa persona te conocía cuando tu negocio no era más que un sueño, o incluso antes, cuando ni siquiera sabías que querías ser empresario. Este tipo de mentores pueden hablarte desde tus raíces y ayudarte a regresar a ellas cuando te pierdas.

2. Una persona que está en la misma etapa que tú

Tener citas regulares en cafeterías o chats por Skype con personas que se encuentran en la misma fase de crecimiento que tú puede originar relaciones valiosas en el largo plazo. Con este tipo de personas existe una gran camaradería y confianza. Te entenderás bien con ellos porque están pasando por vivencias similares, afrontando casi las mismas situaciones y trabajando por superarlas. Ellos son quienes de hablarán del presente porque están viviendo el mismo momento que tú.

3. Un colega con el que no te guste trabajar

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta cualquier emprendedor es justificar qué quieres hacer y por qué eso va a mejorar la situación actual, ya sea a inversores, futuros inversionistas, miembros de tu equipo, a los medios de comunicación u otros. Por eso, es esencial que aprendas a mejorar tu habilidad de tomar las retroalimentaciones y de convertirlas en resultados positivos. No existe una forma más rápida de hacer esto que impulsando aquellas relaciones que no son muy agradables o fáciles en un comienzo.

4. Alguien con habilidades contrarias a las tuyas

Busca mentores que son opuestos a ti. Interactúa con personas de cuyo trabajo no sabes mucho, puesto que esto te ayudará a conocer ramas nuevas, negocios diferentes o, simplemente, seguir aprendiendo.

Tener este tipo de mentores y de encuentros te puede motivas incluso a tomar clases de temas que son nuevos para ti, como contabilidad, ingeniería, finanzas, diseño, etc. Conserva siempre la necesidad, el interés y el deseo por seguir aprendiendo: esa es la clave para el éxito en los negocios.

5. Un amigo que siempre creyó en ti

Reúnete de manera periódica con alguien que te conozca y te identifique como un “ente emprendedor” y no de ninguna otra forma. Esta persona es probablemente la que te pueda decir “tienes esta habilidad” o “esto es lo que haces”, incluso aunque tú mismo lo estés dudando.

Esa persona que nunca creerá que es momento de tirar la toalla e irse a la segura, que nunca te dirá que es momento de dejar el negocio. Busca a esa persona que siempre está ahí para festejar tus logros, no hay mejor manera de convencerte a ti mismo que sabiendo que existe alguien que siempre confía en ti.