Inicio Ideas de Negocios Clases de yoga: disciplina convertida en un negocio rentable

Clases de yoga: disciplina convertida en un negocio rentable

Compartir

Este domingo 21 de junio se celebró el Día Internacional del Yoga. Si practicas esta discipina podrías aprovechar para dictar clases de yoga e iniciar en un rentable negocio.

Son cada vez más las personas que, agobiadas por el estrés diario, recurren a una ancestral disciplina para mejorar su estilo de vida: el Yoga. Si tú eres uno de ellos, es hora de sacar provecho de tus conocimientos y comenzar a dictar clases de yoga, un rentable negocio que puedes iniciar con poco capital.

Te puede interesar: ¿Sin capital? Ocho claves para emprender con poco dinero

El yoga es una disciplina que tiene como principio las prácticas físicas, mentales y de meditación originadas en la India, las cuales buscan el equilibrio y la unión entre el alma, el cuerpo y la mente como método para reducir el estrés de una persona.

Antes de ofrecer tus servicios puedes comenzar segmentando el mercado y enfocando tu negocio en cierto público en particular. Si bien puedes dictar clases de yoga para todo tipo de público, una excelente oportunidad es especializarte en niños y jóvenes, adultos de la tercera edad, embarazadas, empresarios, etc. De esta manera podrás elaborar una cartera de clientes más especializada y presentarte como un verdadero especialista.

Además, no esperes que los clientes vengan por ti. Prepara propuestas especiales de clases delivery. Acude a la casa de tus clientes para dictar clases particulares, o comunícate con escuelas y empresas para ofrecerles sesiones de meditación que ayudarán a incrementar la concentración y la productividad de los asistentes.

Una vez que ya cuentes con el presupuesto adecuado podrás abrir tu propio local. Toma en cuenta que lo que venderás no son solamente clases de yoga, sino un momento para relajarse, meditar y alejarse de las preocupaciones diarias. ¿Cómo lograrlo? Teniendo en cuenta estos puntos a la hora de pensar en el local:

  • El local debe tener el espacio correcto para acoger un buen número de alumnos sin que estén incómodos. Además, es recomendable tener un piso de madera.
  • Procura elegir una zona tranquila, con poco ruido alrededor. De todas maneras será importante adquirir materiales que aíslen el sonido.
  • Ten las ventanas orientadas hacia el sur, así podrás disponer de la mayro cantidad de luz natural.
  • Mantén una decoración minimalista, con colores suaves y muy claros.
  • Es recomendable mantener una temperatura de 40°C, ya que permite eliminar las toxinas del cuerpo y mejorar la circulación.

Recuerda que para mantener a tus clientes interesados debes ofrecerles algo más que tu competencia. Una oportunidad para diferenciarte es ofrecer clases especiales en la naturaleza o alianzas especiales con servicios complementarios, como centros de medicina natural o un centro de Spa.