¿Cómo definir las ventajas competitivas?

    Compartir
    ventaja competitiva

    Si quieres incrementar tus ganancias sabes que debes aumentar tus ventas. Para ello es fundamental tener claras las ventajas competitivas que logran que tu empresa sea diferente.

    Define cuáles son tus ventajas competitivas y verás cómo elevarás tu número de clientes. Por eso es importante que respondas a las siguientes preguntas:

    ¿Sé hacia dónde quieres ir?

    Puede que sea difícil desarrollar un plan a largo plazo pero debemos fijar un punto, una visión que nos sirva para tomar decisiones, una idea clara que ayude a moldear nuestra empresa y que nos ayude sobre todo a mantener nuestra compañía ante cualquier problema.

    ¿Soy un blanco fácil de atacar?

    Si nos fijamos unas ventajas competitivas demasiado tradicionales seremos fácilmente atacados y derribados por las empresas rivales. Por esta razón, para obtener una posición alta y que nadie nos supere, necesitaremos actuar como una empresa móvil, generando en todo momento ventajas competitivas con las que atraer nuevos clientes.

    ¿Cómo defino mi ventaja competitiva?

    Puede que resulte un tanto difícil si lo que ofrecemos no se diferencia de las empresas de la competencia, o que resulte ser lo más sencillo pues sólo deberemos pensar en qué es lo que nos falta, qué les gustaría a nuestros clientes que nuestra empresa ofreciera. Una vez conozcamos los deseos o necesidades de nuestros clientes sólo tenemos que trabajar sobre ellos para elaborar la ventaja competitiva que nos diferencia de las demás compañías.

    ¿Cómo desarrollo la ventaja competitiva más eficaz?

    Para conseguirla hay muchos caminos, pero entre todos ellos encontraremos tres enfoques con los que haremos de esta ventaja la más competitiva:

    • Ser el más barato. Disminuyendo los costes de producción y de distribución y creando un sistema de provisión eficiente y adecuado que nos permita ofrecer un producto de buena calidad, fiable y de fácil acceso a un precio menor que la competencia.
    • Ofrecer en todo momento el mejor producto. Asegurar siempre que el producto que ofrecemos posee un valor superior al producto de la competencia para así posicionarnos como la empresa líder de la industria.
    • Adecuar las ofertas a nuestros clientes. En todo momento debemos tener a nuestros clientes a la vista y enfocar todos nuestros esfuerzos en satisfacer sus necesidades y deseos, después de todo son ellos los que nos mantendrán como empresa líder.

    ¿Cómo mantengo mi ventaja competitiva?

    Si concentramos nuestros negocios y empresas alrededor de estas ventajas, en lugar de erosionarse, de desgastarse, lo que ocurrirá es que serán potenciadas y con ello crecerán. Esto no quiere decir que debamos mantener siempre las mismas ventajas, éstas seguirán variando dependiendo de los clientes a los que estemos dirigiendo nuestros productos.