Inicio Gestión y Liderazgo ¿Cómo elegir una ERP? ¡No cometas estos errores!

¿Cómo elegir una ERP? ¡No cometas estos errores!

Compartir

Antes de elegir una ERP para tu empresa, asegúrate de conocer todas las opciones posibles y tener toda la información necesaria para no cometer estos errores.

Los sistemas ERP son una excelente opción para mejorar la planificación de recursos, permitiendo centralizar el monitoreo de datos y facilitando el trabajo de las diferentes áreas de la empresa. De esta manera resulta mucho más sencillo atender cualquier incidencia en tiempo real.

Te puede interesar: ¿Qué es una ERP y cómo puede beneficiar a tu pyme?

Pero antes de elegir un sistema ERP para tu pyme debes tomar en cuenta que existen diferentes tipos: por un lado tienes los estándar, que son soluciones ya creadas para que optes por los módulos necesarios para tu negocio; mientras por otro lado tienes los sistemas ERP creados a medida, los cuales se hacen desde cero en base a las necesidades de la empresa.

Si bien la decisión de contar con un sistema ERP implica una inversión de tiempo y dinero, esta inversión podría verse altamente incrementada si no se toman las precauciones necesarias y se cometen algunos errores…

1. Dejarlo todo en manos de una persona

El primer error que una empresa podría cometer al elegir una ERP es dejarlo todo en mano de una sola persona en lugar de tener todo un equipo a cargo. Es importante que el grupo a cargo esté formado por al menos una persona de cada departamento, ya que son ellos quienes mejor conocen las necesidades de cada área de la empresa.

2. Priorizar por el precio

Al elegir un sistema ERP para tu empresa no te debes dejar llevar solo por el precio, ya que debes antetodo asegurarte de contar con un sistema adecuado para tu negocio y con la capacidad de resolver los problemas que tu empresa pueda tener.

3. Elegir un sistema demasiado complejo

Hay quienes creen que optar por un sistema complejo significa tener la mejor solución. Terrible error. Un sistema ERP complejo puede en realidad convertirse en una mayor problema para los empleados, quienes deberán enfrentar más dificultades para entender el funcionamiento.

4. Creer que más módulos es mejor

Cada módulo que se decida implantar implica una inversión de tiempo y dinero, por lo que terminar adquiriendo módulos innecesarios no va a ser de ninguna manera mejor para tu empresa.

5. Confiar en la solución de moda

Al elegir una ERP para tu empresa debes ir más allá de lo que está de moda y enfocarte en buscar soluciones o proveedores que puedan ayudarte a gestionar mejor tu empresa. Recaba información de varios sistemas y averigüa cómo cada uno de ellos puede ayudar a tu negocio.