Inicio Ideas de Negocios ¿Cómo empezar una Startup con poco dinero?

¿Cómo empezar una Startup con poco dinero?

Compartir
empezar startup
Te mostramos 2 alternativas para empezar tu Startup sin un gran presupuesto.

Crear una empresa puede requerir de menos dinero del que piensas. En este artículo te contamos cómo puedas empezar una Startup sin invertir un gran presupuesto.

Comúnmente se suele pensar que para abrir un negocio se requieren grandes sumas de dinero. Esto no es necesariamente cierto. Dependiendo del tipo de negocio que tengas, puedes empezar a ofrecer tus productos o servicios sin contar con un gran capital inicial.

Si quieres empezar tu propia Startup pero no cuentas con el capital suficiente, te mostramos dos buenas alternativas de financiación que te ayudarán a emprender sin endeudarte con los bancos.

Puede interesarte: Los 6 negocios más sencillos para iniciar

Modelo 1: La financiación viene de los clientes

¿En qué consiste esta alternativa y cómo puedes ponerla en marcha? Para empezar, debes saber que no se trata de nada nuevo. Es más, muchos negocios ya aplican este modelo. Piensa en un servicio de remodelación. Por lo general, estos suelen solicitar a sus clientes un anticipo para adquirir materiales, transportarlos, etc. Pues bien, de eso se trata. Este modelo de ‘pagos por adelantado’ puede aplicarse a varias ideas de negocios. Un ejemplo claro son las empresas del rubro de educación. Si quieres inscribirte a una carrera o un curso, deberás abonar un pago previo. En el entorno online, este ejemplo también es muy visto en los negocios que requieren un pago por suscripción.

No dejes de leer: ¿Cómo ganar dinero en Facebook?

Modelo 2: Sé el intermediario

Una estrategia muy común, empleada por empresas como eBay,  es transformarse en un intermediario entre compradores y vendedores. Puedes encargarte de promocionar los productos de otras empresas y proveer el espacio para que estas puedan realizar sus ventas. Así, no tendrás que invertir en adquirir los productos, puedes empezar con el stock en cero. Este modelo es aplicado eficazmente por muchas empresas de e-commerce, que se limitan a proveer la vitrina para que otras empresas comercialicen sus productos. En este caso sólo tendrás que invertir en la implementación de la tienda online.