¿Cómo hablo de mis debilidades en una entrevista de trabajo?

¿Cómo hablo de mis debilidades en una entrevista de trabajo?

Compartir
entrevista de trabajo

Cuando vamos a una entrevista de trabajo nos preparamos para sacar a relucir lo mejor de nosotros. Pero, ¿cómo reaccionamos  ante la clásica pregunta sobre “nuestras debilidades”?

No se trata de que no las tengamos, pero nos resulta muy complicados saber cómo hablar de ellas. Especialmente en medio de una entrevista de trabajo, pues se trata de una situación en la que nos preocupamos por dar a conocer lo mejor de nosotros: nuestras habilidades, capacidades personales, experiencia, logros.

El peor error que podríamos cometer en una situación como esta sería decir que no tenemos debilidades. Nadie es perfecto, y una respuesta como esta sólo nos hará quedar como personas arrogantes e incapaces de reconocer sus errores y faltas.

Para poder enfrentarte mejor a tus debilidades, lo principal es identificarlas, y relacionarlas siempre a temas laborales, no a asuntos personales. Recuerda: lo importante es conocer cuáles son las fallas que te reconoces dentro de un ámbito de trabajo, puesto que de ahí nace la capacidad para corregirlas.

¿Estás buscando trabajo? Toma nota de estas 10 respuestas que asegurarán tu éxito en una entrevista de trabajo

Lo segundo que debes hacer es explicar en qué situaciones suelen manifestarse estas debilidades, poner en contextos e incluso presentar ejemplos de situaciones previas en que has tenido que lidiar con ellas.

Y por último, debes darle un giro positivo a la situación, comentando como logras mantener el control de la situación. Así, estás no sólo reconociendo tus debilidades, sino demostrando que eres una persona capaz de enfrentarte a ellas y ganarles la batalla.

Como fuente de inspiración, puedes recurrir a los resultados en las evaluaciones de desempeño de trabajos previos o al feedback recibido por colegas o colaboradores.  Pueden ser cosas tan sencillas como:

  • “Me cuesta dar feedback negativo…”
  • “A veces puedo ser demasiado directo…”
  • “No le dedicaba tiempo a reconocer los logros del equipo…”

Siempre trata de centrarte en una o dos debilidades principales, especialmente porque habrá casos en que te pidan hablar de al menos un par de debilidades. Si no es el caso, enfócate tan sólo en una.

Una vez identificada la debilidad, practica lo que dirás hasta que te resulte natural hablar sobre ella, para que no termine sonando acartonado o ensayado. Además, no olvides que debes tomar en cuenta la debilidad elegida en base al trabajo al que postulas. Por ejemplo, “dificultad para trabajar bajo presión” no sería adecuada para un puesto en sala de emergencias.

Al igual que con tus fortalezas, revisa periódicamente tus debilidades. No lo veas como una actividad que debes hacer sólo cuando se acerca una entrevista, sino que debes convertirlo en un hábito saludable que te ayudará a reconocer tus errores y poder trabajar en ellos.

Si quieres más información sobre cómo hablar de tus debilidades en una entrevista de trabajo, te recomendamos ver el siguiente video:

Comentarios