Inicio Ideas de Negocios Cómo poner su salón de belleza

Cómo poner su salón de belleza

Compartir

La industria de la belleza sigue creciendo y le ofrece la posibilidad de abrir su propio negocio orientado a los servicios estéticos de la moda.

Lo atractivo de un negocio como un salón de belleza es la gran cantidad de servicios que se pueden ofrecer: cortes de cabello, peinados, manicure, pedicure, tratamientos capilares, limpiezas faciales, maquillaje, exfoliaciones, depilación, extensiones de cabello, etc. Recuerde que algunos de estos servicios requieren de conocimientos especializados, por lo que primero debe consultar con su personal cuáles son los servicios que podrán ofrecer. Conforme el negocio crezca, puede invertir en capacitaciones para el personal que ya tiene o contratar nuevos profesionales si el nivel de demanda así lo exige.

Cuando ya se encuentra en búsqueda del local para su negocio, debe tomar en cuenta a su público objetivo. Si bien antes el público era casi exclusivamente femenino, hoy en día son cada vez más los hombres que se preocupan por su aspecto físico y acuden para realizarse tratamientos de limpieza o modernos cortes de cabello.

¿Te gustaría empezar un negocio de organización de bodas? Te contamos cómo hacerlo.

En cuanto al tamaño del local, este depende en gran parte de la proyección que tiene para el negocio y de su capacidad de inversión, puesto que puede ir desde un pequeño local de 15m2 que ofrece los servicios básicos, hasta un salón de 100m2 con tratamientos especializados.

Pero no crea que es necesario con un gran local para tener éxito en este rubro: La cadena Montalvo empezó con un local de 12 m2 que costó alrededor de S/. 10 000. El capital inicial para montar un salón de belleza dependerá del tamaño del local y de cuán especializado y variado sea el servicio.

No deje de lado nunca la decoración, puesto que sus clientes pasarán como mínimo 30 minutos en su local, así que una decoración agradable puede hacer la diferencia. Enfóquese en lograr un espacio agradable, limpio y de buen gusto que invite a permanecer en él.

Y así como el local debe lucir bien, también deben mantener una presencia excelente sus trabajadores, ya que ellos son quienes representan la calidad de su centro de belleza. Imagínese que usted pasa frente a una estética y ve a los trabajadores con el cabello descuidado, ¿le parecería una buena idea entrar? Tenga esto en mente, puesto que las primeras impresiones de sus clientes partirán del cómo lucen sus trabajadores.

No olvide que debe siempre mantener un negocio formal. Y es que de los 15 mil salones de belleza ubicados en Lima, tan sólo 9 500 son formales. No se convierta en parte de esta cifra, y mejor evite problemas futuros que podrían acabar con el éxito de su negocio.