Inicio Gestión y Liderazgo ¿Cómo tomar decisiones difíciles? 7 pasos que te ayudarán

¿Cómo tomar decisiones difíciles? 7 pasos que te ayudarán

Compartir
Para tomar una decisión difícil es necesario estar tranquilo y tener la mente clara. (Foto: Shutterstock)

Durante el camino de tu emprendimiento tendrás que tomar muchas decisiones, entre ellas algunas más difíciles que otras, por eso es crucial que aprendas a manejarlas adecuadamente para que no te generen un verdadero dolor de cabeza.

Y es que si bien, todas las decisiones que tomamos en la vida son importantes, hay personas a quienes les cuesta tomar una decisión, tanto es así que se transforma en un obstáculo hasta paralizar sus actividades. Por eso, a continuación te brindamos 7 pasos que te ayudarán a tomar una decisión difícil sin más complicaciones.

LEE MÁS: ¿Te cuesta tomar decisiones? Estas podrían ser las causas

  1. Escribe lo que vas a decidir en un papel

Así tengas en claro cuál o cuáles son las opciones que debes evaluar para tomar una decisión, es recomendable que lo hagas porque de esta forma tus ideas se ordenarán mejor de tal forma que las concretes sobre el papel.

  1. Pregúntate qué es lo peor que puede pasar

Se trata de que por un momento te pongas algo pesimista. Con este ejercicio podrás notar que todo solución y que todo no es tan malo como parece. Una vez que hayas imaginado el peor escenario para tus decisiones, es hora de analizarlas de forma objetiva y decidir si realmente eso podría pasar o no.

  1. ¿Si no existieran riesgos, qué decisión tomarías?

Ojo, te va a ser muy difícil tomar una decisión si no sabes realmente qué es lo que quieres. Por eso, hazte esa pregunta y allí te darás cuenta que ya sabes cuál es tu decisión, pero que por temor no quieres afrontar lo que venga después.

  1. Pregúntate si la decisión que vas a tomar es permanente e irreversible

Haciéndote esta pregunta conseguirás estar más tranquilo porque sabrás que si tomas una decisión que no es la más adecuada, la podrás cambiar o arreglarla, de alguna forma más, tarde.

  1. Confía en tus instintos

Si tú sientes que tomar un camino y no otro es lo correcto, hazlo; deja que tu intuición hable por ti. Ten en cuenta que estudios científicos han demostrado que las personas que toman decisiones basadas en sus instintos están más satisfechas con sus elecciones, que aquellas que hacen listas con pros y contras para saber qué hacer.

  1. Elabora un plan b

Crea un plan B con todas las soluciones posibles en caso de que el plan A no ocurra como tú lo habías esperado. Esta es una estrategia muy popular entre los líderes y directores de grandes empresas que les permite estar más tranquilos y asegurarse de todo saldrá bien pase lo que pase.

  1. Habla contigo mismo

Las grandes decisiones pueden causar debilidad en tus emociones, y eso nublará tu juicio a la hora de poder tomarlas. Por eso, te recomiendo que finjas que estás aconsejando a un amigo a la hora que reflexiones sobre la toma de decisión. Si te es difícil hacerlo, busca ayuda de un amigo en el que confíes.

LEE MÁS: Las decisiones más caras en la historia de los negocios

Ojalá que con estos pasos puedas tomar de manera más sencilla una decisión. Debes aprender de todas maneras a hacerlo porque es la única manera que avances en la vida y puedas aprovechar todas las oportunidades que se te presentan.