Inicio Emprender con exito Conozca la impresionante historia de éxito de Open English

Conozca la impresionante historia de éxito de Open English

Un caso de éxito emprendedor

Compartir
Open English historia

Probablemente todos recordemos los divertidos comerciales de Open English, compañía dedicada a la enseñanza de inglés por Internet. Ahora lo invitamos a conocer la historia de Andrés Moreno, joven emprendedor y fundador de la empresa.

¿Recuerda a ese muchacho que acompaña al “Wachu” en todas sus aventuras de los comerciales de Open English? Pues él es Andrés Moreno, quien a sus 30 años no sólo participa de los comerciales, sino que es también dueño y fundador de la multimillonaria empresa Open English y uno de los emprendedores más importantes de Latinoamérica.

Este joven venezolano estudio Ingeniería Comercial, pero cuenta que nunca le fue muy bien en los estudios, ya que sentía que no encajaba en el sistema educativo tradicional. Fue por ello que, en los últimos años de la carrera, decidió abandonar por completo sus estudios.

Es en estos momento que aparece la idea para su primera empresa: Optimal, que consistía en reclutar universitarios estadounidenses que acababan de terminar sus estudios y querían vivir en Latinoamérica. Moreno y su empresa se encargaban de llevarlos a Venezuela, enseñarles español y, a cambio ellos enseñaban inglés a ejecutivos de transnacionales. A los tres años, su empresa ya estaba trabajando con grandes compañías.

Pero fue en ese entonces cuando el boom del Internet comenzó a rondar por su cabeza, y decidió aliarse con uno de sus compañeros de universidad, Wilmer Sarmiento, para comenzar a armar la primera versión web de la compañía.

Según explica el mismo Andrés, la empresa comenzó con muy poco dinero apoyado únicamente por su amigo y socio, Wilmer. Mas adelante, cuando el dinero se acabó, se mudó en el 2007 a California con solo $700 dólares en el bolsillo con la mira de conseguir capital de inversión.

Cuenta Moreno que durante un año durmió en el sofá de un amigo, mientras en el día presentaba el proyecto a varias personas quienes para ese momento lo veían como una idea de negocio un tanto extraña. Y no era para menos pues es común que los grandes inversionistas tengan sus ojos puestos en Asia, Japón, India y en otros lugares pero difícilmente en Latinoamérica.

Le tomó un año obtener 400 mil dólares de capital para diseñar la primera versión formal del sitio web con toda su infraestructura. Hoy en día, Open English está valorada en cientos de millones de dólares y tiene a muchos grandes inversionistas deseosos de invertir en ella.

Pero, ¿qué fue lo que hizo Andrés?

Lo que debe hacer todo emprendedor: encontrar una necesidad y solucionarla.

Andrés sabía que los venezolanos, y muchos otros latinoamericanos, necesitan mejorar su nivel de Inglés, pero no siempre cuentan con el tiempo para estar enfrentándose al tráfico desde el trabajo, la casa o la universidad hasta el instituto de idiomas, ni reciben una atención personalizada y mucho menos cuentan con profesores nativos.

Entonces, eso fue lo que se propuso este emprendedor, buscar una solución a todos estos problemas. Y la encontró: basta con ofrecer clases en línea que puedas realizar desde tu casa u oficina, en el momento que tú quieras, los días que quieras.

Andrés Moreno aparte de su español nativo, habla italiano, inglés, esloveno y está perfeccionando su portugués porque su siguiente paso es conquistar un mercado enorme que es Brasil. Hoy en día, es parte de una organización que apoya el crecimiento de jóvenes emprendedores en Latinoamérica.