Inicio Ideas de Negocios Convierte tus manualidades en un exitoso negocio

Convierte tus manualidades en un exitoso negocio

Compartir

Sin necesidad de mucho capital, puedes dar inicio a tu negocio propio haciendo aquello que te apasiona y convirtiéndolo en tu mejor oportunidad laboral.

La mayoría de nosotros vemos a las manualidades como una afición, una actividad para entretenernos en aquellos ratos libres. Pero si disfrutas de hacer manualidades, haz logrado descubrir que la práctica hace al maestro. Así que ha llegado el momento de convertir ese hobby en una oportunidad de negocios.

Se pueden hacer manualidades con papel, con cartón, con barro o con diversos materiales. A la hora de montar un negocio en base a esto hay que pensar qué es lo que se quiere hacer, y para ello se puede perfeccionar la técnica existente o buscar en libros e Internet cómo hacer manualidades que puedan tener salida en el mercado.

Para elegir aquello que tiene salida en el mercado se debe pensar en qué buscan las personas, tanto en el mundo online como offline, para hacerse una idea, y en base a esto se debe crear un plan de negocio teniendo en cuenta todos los aspectos. El siguiente paso es pensar si se va a vender en una tienda física o por Internet, o podrías incluso combinar ambas cosas.

¿Te gusta la repostería? Convierte tu pasión en un negocio rentable.

Hay que saber diferenciarse, crear algo en especial, algo que atraiga a los compradores, además de crear una firma personal que diferencie de otros comercios que también vendan manualidades. Quien compra manualidades pensará más en aquello especial que tiene antes que en el precio.

La ventaja de este tipo de negocio es que, además de sacar provecho trabajando en algo que gusta, se puede realizar a media jornada o a jornada completa. Y por supuesto, el margen de ganancia es alto porque las materias primas suelen ser económicas con respecto al precio del producto, y que lo que más se paga es la mano de obra y la exclusividad del producto.

Para conseguir los primeros clientes, lo primero que se debe hacer es dar a conocer las creaciones tanto a familiares y conocidos como en las redes sociales y otros medios de Internet, haciendo que el boca a boca atraiga a personas interesantes. Después, puede ser un buen paso crear una tienda virtual, añadir los productos (indicando un stock por si hay pedidos grandes que no se puedan asumir) y empezar a darla a conocer.

Y después todo es imaginación: apuntarse a foros y darse a conocer, crear manualidades para fechas especiales, bodas y bautizos, crear elementos exclusivos para clientes exigentes, buscar nuevas manualidades que hacer, etc.