Inicio Ideas de Negocios Decoración para cuartos de niños, una creativa idea de negocio

Decoración para cuartos de niños, una creativa idea de negocio

Compartir

Ya no basta con paredes monocromáticas: ahora los padres quieren personalidad. Si tienes experiencia en arte y diseño, apúntate al negocio de la decoración para cuartos de niños, una idea de negocio llena de estilo y creatividad.

El nacimiento de un niño es un evento que emociona a todos los padres, pero especialmente a los primerizos, los cuales se desviven pensando en cada detalle que tendrán que preparar para la llegada de su pequeño.

Desde de su llegada, los padres dedican su tiempo para encontrar todo lo necesario para el nuevo miembro de la familia, y nunca, absolutamente nunca, pasan por alto la decoración de su habitación.

Si bien antes bastaba con elegir un color, ahora los padres buscan convertir la habitación del niño en un espacio confortable, lleno de personalidad y adecuado para la edad. Porque no es lo mismo la habitación de un recién nacido que la de un pequeño que bordea ya los cuatro años.

Es por ello que para este negocio deberás no solo aprovechar tus dotes artísticas y tus conocimientos de diseño, sino que deberás conseguir información sobre elementos idóneos para el desarrollo infantil.

Por ejemplo, un punto primordial es la elección de colores dependiendo la edad del niño. Por un lado tienes el hecho de que un recién nacido sólo es capaz de distinguir los contrastes que producen el negro sobre el blanco; luego, el rojo llamará su atención y, por último, sentirá atracción por los colores brillantes y alegres. De tres a cinco años, el infante ya cobra consciencia acerca de los efectos del color sobre su estado de ánimo, y una vez que alcanza la edad preescolar sabe qué colores son sus preferidos.

Toma en cuenta que el giro del negocio va más allá del color de las paredes. Es importante por ello que te mantengas atento a las tendencias de temporada, como por ejemplo el uso de murales y viniles. Estas herramientas te permiten crear una atmósfera particular para cada habitación, pudiendo optar por imágenes y accesorios más aventureros o tiernos, dependiendo el pedido del cliente. Complementa el servicio ofreciendo cenefas, lámparas o demás accesorios que puedan contribuir a la atmósfera que se espera crear.