Inicio Como vender mas El marketing de la felicidad

El marketing de la felicidad

Compartir

Si nunca habías escuchado hablar sobre el marketing de la felicidad, debes saber que es una estrategia que se usa hace mucho tiempo, y se basa en una serie de estudios realizados a grupos de personas y sus sensaciones ante determinados productos o servicios.

¿Qué es el marketing de la felicidad? Toda persona busca ser feliz, es lo que necesita para vivir plenamente. Por ello, los marketeros y cualquier persona que tenga un negocio o empresa deben encontrar la forma de “producir felicidad” a través de sus productos o servicios.

Este tipo de marketing busca hacer que el cliente, al momento de probar el producto o servicio se sienta feliz. Es decir, el marketing de la felicidad busca lograr una relación entre el consumo de los productos o servicios de una empresa con la sensación de sentirse bien o ser feliz. Por eso, las grandes compañías lanzan campañas de publicidad en función a esta relación. Buscan crear la sensación de que el consumo de sus servicios o productos producirá felicidad en los usuarios o consumidores.

Un ejemplo claro de ello, son las campañas que la firma internacional Coca Cola ha lanzado durante los últimos años, todas referidas a la felicidad cuando se toma una de sus gaseosas: luego de un extenuante partido de fútbol, o cuando se está en familia, divirtiéndose con los hijos y mascotas, esta marca de bebida gaseosa, busca que se la asocie a las emociones para que sus consumidores recuerden quién ha estado a su lado en los momentos más felices de sus vidas.

Otro ejemplo es la reciente campaña de San Fernando, los “Jueves de pavita” o “El atún de pollo” que transmiten sensaciones de felicidad cuando se ve a los niños bailando o a la familia reunida para compartir, todos alegres y en armonía.

Ahora bien, ¿cómo ponemos en práctica el marketing de la felicidad? Primero tendremos que pensar en qué es lo que podría hace feliz a nuestro cliente y luego ser auténtico y creativo para lograr impactar en los corazones de nuestro público objetivo.

¿Será sencillo? Probablemente no, pero en el camino se pueden ir ideando diferentes acciones que nos conduzcan a nuestro objetivo.

Básicamente, tendremos que buscar estrategias para dar al cliente lo que espera recibir con nuestro producto o servicio. Si lo que recibe es lo que estaba esperando y eso le hace feliz, lo más probable es que pueda recomendarlo a otros y ser un cliente leal. De lo contrario, si ofrecemos algo que podremos cumplir, el cliente se sentirá decepcionado y lo más probable es que no vuelva a contratar nuestros servicios o comprar nuestros productos. Por tanto deberemos crear una estrategia real que ofrezca algo que sí podemos dar.

El marketing de la felicidad se está extendiendo cada vez más y las empresas deben saberlo aprovechar, ya que a todos nos gusta sentir sensaciones de felicidad; por ello, tú no te puedes quedar atrás. Desde las estrategias iniciales de marketing que seguro ya estás aplicando, puedes ir haciendo más felices a tus clientes. Recuerda que debes enfocarte en tus clientes, incluso más que en el producto mismo: piensa qué es lo que ellos quieren, trata de ponerte en sus zapatos y así lograrás una relación más duradera y estable.