Inicio Gestión y Liderazgo El nuevo paradigma de la gestión del tiempo en el trabajo

El nuevo paradigma de la gestión del tiempo en el trabajo

Compartir
tiempo trabajo

Organizar de forma eficiente el tiempo es clave para conseguir el éxito en cualquier emprendimiento. Muchos empresarios siguen creyendo que mientras más labores cumplan en el menor tiempo, más grande será su éxito, pero los nuevos paradigmas indican lo contrario. Se está gestando una nueva forma de manejar el tiempo en el trabajo que promete generar mayores beneficios con menores sacrificios. Pero antes de discutir este nuevo modelo, echemos un vistazo a sus predecesores.

Primera etapa: Más rápido, más eficiente

Solía predicarse que mientras más rápido cumplieras con tus labores, más eficiente serías. Pero sin importar que tan eficaz sea, siempre existirían más y más labores y el tiempo nunca sería suficiente. Se entraba en un sistema de automatización, una persecución inacabable del ‘qué hacer’ que no necesariamente llevaba a las empresas a un buen puerto.

Cuida tu imagen profesional. Evita realizar estos 7 gestos. 

Segunda etapa: Establece prioridades

Desde finales de los años 80, ‘establecer prioridades’ ha sido el pensamiento dominante en lo concerniente a la gestión del tiempo laboral. Sin embargo, posee una limitación importante: no contribuye a crear más 11tiempo para otras tareas. Priorizar sólo significa anteponer una tarea frente a otra, pero no aminora la carga laboral ni reduce el tiempo de trabajo.

Tercera etapa: Multiplica tu tiempo

El nuevo modelo de pensamiento de gestión del tiempo no se centra en organizar el tiempo ni priorizarlo, sino de multiplicarlo. ¿Cómo se logra? El autor Rory Vaden tiene la respuesta: Dándonos permiso de dedicarnos hoy a actividades que nos darán más tiempo mañana. En vez de preguntarnos: “¿Qué cosas TENGO que terminar hoy?”, nos preguntamos: “¿Qué cosas puedo hacer que me liberarán mañana para hacer más cosas aún?”. Según Vaden, la solución se encuentra en pensar a futuro y establecer lo que es más significativo para el largo plazo.

Fuente: Entrepreneur