Inicio Ideas de Negocios El precio de la historia: ¿una idea de negocio falsa?

El precio de la historia: ¿una idea de negocio falsa?

Compartir
Sucesos dentro de casa de cambios habrían sido armados. (Foto: Shutterstock)

El negocio de venta y empeño de artículos se veía, gracias al programa El precio de la historia, como una oportunidad de negocio excelente por el potencial de las negociaciones que podrían generar grandes ganancias. Sin embargo, el programa habría sido una farsa.

El diario El Heraldo, en su versión web, señala que las historias de negociaciones con distintas personas que se acercaban a la tienda, habría sido planeado a manera de dar publicidad a otros negocios que están cerca del lugar de grabación; es decir, en Las Vegas, Nevada.

Esto ha generado sorpresa, ya que los sucesos que se mostraban en la pantalla reflejaban unas excelentes negociaciones con artículos de valor histórico. Asimismo, según el medio de comunicación que da cuenta de la supuesta farsa, en un inicio el programa iba a tratar de historias reales en donde la gente común llegaba a la tienda a vender artículos curiosos.

LEE MÁS: ¿Cómo tener éxito con una casa de empeño?

El reality show apostó por los artículos de valor histórico. Todo bien hasta allí, porque funcionaría como valor agregado  de las cosas que se empeñan y compran. Sin embargo, se descubrió que en realidad, quienes llevan este tipo de artículos son conocidos de Rick, Chumlee, Corey y El Abuelo y tendrían un negocio cerca de la casa de cambios.

Inclusive el medio da cuenta de un caso concreto. Se trata de una guitarra Les Paul de 1960  que es ofrecida por un hombre supuestamente desconocido que acude a la tienda a vender el objeto e incluso se llamó a un experto para verificar la autenticidad. Pero, ¡oh sorpresa! En realidad ambos sujetos eran trabajadores de “Cowtown Guitars”.

Ésta es una tienda cercana a la famosa casa de empeños, y que el episodio del programa tenía como fin promocionar el negocio, haciendo creer a todos los televidentes que se trataba de un objeto con valor histórico.

Este es un caso que te sirve de ejemplo para que no intentes crear expectativas falsas con tu negocio. Una idea de negocio puede ser espectacular por sí misma, no necesitas engañar a nadie para lograr éxito.