Inicio Gestión y Liderazgo Elabora un plan de negocio antes de crear tu empresa

Elabora un plan de negocio antes de crear tu empresa

Compartir
Crear un plan de negocios

La mayoría de los creativos se echan a temblar cuando hay que crear un plan de negocio y es muy probable que lo sigan relegando a un segundo plano hasta que al final necesitan uno e improvisan algo que no está completo. Voy a mostrarte de una forma sencilla cómo crear un plan de negocio, con pasos muy básicos.

¿Qué es un plan de negocio?

Un plan de negocio intenta guiar a tu negocio en la dirección correcta y documentar tus ideas y pensamientos. Es una herramienta estructural que puede mantener, a tus empleados y a tu negocio, en el camino correcto. El primer objetivo de un plan de negocio es identificar las aspiraciones de la empresa. Después, se necesita determinar si estas aspiraciones son viables en la economía actual. Y por último, tu plan de negocio es necesario para resumir los pasos que tomarás para alcanzar tu objetivo principal. Piensa en tu plan de negocio como si fueras a escribir un libro; has decidido el final, pero ahora necesitas completar cómo llegar a ese final deseado.

Los elementos básicos de un plan de negocio son:

1. Documento de síntesis: es un resumen de una página de tu negocio. Incluye la historia que hay detrás de tu negocio, tu misión, tu visión y tu eslogan / mensaje (si tienes alguno). Corto y concreto. El resto del plan contendrá más detalles.

2. Cliente deseado/ clientes ideales: aquí es donde explicarás quién es tu objetivo, quiénes son tus clientes ideales; sus personalidades, qué les gusta, cuántos años tienen, su nivel de renta, cuánto serán capaces de gastar en tus productos o servicios. Una encuesta sería una idea buena para ayudar reunir información de tu cliente ideal.

3. Competición / ventaja competitiva: detalla quiénes son tus competidores, cuáles son tus fortalezas y cuáles tus debilidades, tu estructura de negocio y tu ventaja competitiva, o qué hace tu idea mejor o diferente de otros.

4. Recursos humanos: si es necesario, documentarás qué empleados necesitarás para llevar tu negocio, cuáles deben ser sus habilidades, su experiencia, cuánto puedes permitirte pagar, etc. Hay veces que no te hace falta incluir esto en tu plan porque no tienes planeado contratar a nadie. Cuando llegue el momento, puedes añadir esta sección.

5. Proveedores/suministros: decide qué suministros externos necesitarás para llevar tu negocio. ¿Hay productos que debes comprar todas las semanas (joyas, papel) o utilizas algunos productos para tus clientes (unidades USB, tarjetas, envío, cajas / materiales de embalaje)? Pon aquí sus costes. Necesitarás esto para tu plan financiero más adelante.

6. Plan de marketing: en qué redes sociales están tus clientes, si son blogueros, qué leen, o si asisten a conferencias. Todas estas cosas ayudarán a averiguar dónde, cuándo y cómo encontrar a tu cliente perfecto.

7. Operaciones: se refiere a cómo hacer el trabajo de la forma más eficiente. ¿Cuáles son tus rutinas para tus proyectos? ¿Qué orden sigues desde la primera vez que hablas con el cliente hasta cuando el producto final se ha enviado al cliente?

8. Previsiones económicas: aquí defines cuánto dinero necesitas para abrir o llevar tu negocio y de dónde sacas ese dinero. La mayoría de los negocios arrancan con presupuestos pequeños porque no necesitan inmuebles y ya poseen un equipo grande para empezar a trabajar. Piensa cuántos productos quieres vender, cuánto cuestan tus productos, cuánto gastaste en suministros y tus beneficios anuales. Sé realista.

Y ahora, ¿qué?

Recomiendo que no retrases mucho el plan de negocio. Dedica tiempo todos los domingos. O, si te sientes ambicioso una noche, esfuérzate un par de ellas. No te estreses. Si no estás de humor ese día, no lo hagas. Dedícale tiempo cuando estés concentrado y tu cerebro pueda pensar a largo plazo.

Este artículo fue escrito por: Andrés Gananci (gananci.com)
Descripción del autor: Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.