Inicio Gestión y Liderazgo Estos son los 7 tipos de clientes más difíciles. ¡Aprende a ganártelos!

Estos son los 7 tipos de clientes más difíciles. ¡Aprende a ganártelos!

Compartir
Una gran dosis de paciencia es la que necesitas para lidiar con clientes difíciles. (Foto: Shutterstock)

Un negocio no existe como tal, si es que no hay ventas; y si no hay ventas, es porque en algo estás fallando al captar o tratar a tus clientes. Así reniegues y sientas que la paciencia se te acaba, ellos son el elemento clave de todo negocio, por lo que debes esforzarte en ganártelos y fidelizarlos.

Si bien existen clientes difíciles que son reacios ante cualquier táctica de  convencimiento, también están aquellos que resultan conflictivos. Con estos últimos hay que tener bastante cuidado porque no solo podrías perderlos rápidamente, sino además pueden llegar a dañar la reputación de tu negocio.

LEE MÁS: Este es el secreto para incrementar ventas y fidelizar clientes

Pero, ¿cómo evitar que uno o lo otro suceda? La única forma es conociendo las características de los clientes difíciles, para ello los hemos agrupado en 7 tipos. A continuación te decimos cuáles son.

  1. El cliente inseguro. La clave para ganártelo es teniendo bastante paciencia. Mientras le hables de tu producto o servicio, crea confianza, reduce la percepción de riesgo y resalta el compromiso. Esto significa que debes invertir tiempo, incrementar más tu comunicación, y demostrar formalidad y coherencia.
  1. El sabelotodo. Es el tipo de cliente que cree saber más de tu trabajo, que tú mismo, ya que te indica constantemente cómo hacer las cosas. Para remediar esta situación debes dejar claros los límites de las funciones de cada quien, desde el inicio.
  1. El que cree que siempre estarás a su disposición. Para ellos no hay barreras, llaman y envían un email a cualquier hora del día y de la noche, esperando una respuesta inmediata. Lo mejor es dejar bien claro los límites desde el comienzo de la relación.
  1. El distante. Es aquel que se resiste, con todas sus fuerzas, a entablar verdadera afinidad con el vendedor. Un forma de ganar su confianza es intentando conocer algo más sobre sus intenciones ocultas y tratar de ayudarlo.
  1. El insaciable. Este cliente considera que un producto o servicio nunca es lo suficientemente bueno, y controla de manera excesiva. ¿La solución? Determinar cuidadosamente las expectativas al comienzo de cada compromiso o transacción.
  1. El cliente tirano. Se trata de aquellos que tratan a su gente de una manera terrible. Si este tipo de cliente se muestra agradable con uno, pero es tirano con tu equipo, es posible que puedas influir en él para cambiar su comportamiento.
  1. El rey de la rebajas. Es el típico cliente que pide ajustes considerables al precio del producto o servicio y pone la condición de que si no hay descuento, se irá a la competencia. Ojo, para estos casos la solución no está en reducir el precio, sino en comunicar y así convencer porqué adquirir tu producto y no otro.

Insistimos, para ganar y mantener a tus clientes contentos y leales a tu empresa, tú y tus vendedores deben prepararse, previamente, y así lidiar con todo tipo de personas que acudan a tu atención.